martes, 21 de febrero de 2012

Por fin saltó al ruedo el payaso

Estaba medio escondido. Es ministro de la dictadura española. Se llama José Manuel García-Margallo y maneja la cartera de Exteriores. Bienvenido caricato de rostro apropiado para el espectáculo. Te estábamos esperando.  

En una entrevista concedida al diario español El Mundo, Joselito Manuel dijo que mientras Cuba no dé pasos hacia la democracia, España no apoyará el cambio de la Posición Común de la UE. Pobrecito. Lo hace para distraer la atención de lo que sucede dentro de casa y todavía no se ha enterado de que Cuba hace tiempo no está sola y se pasa por el trasero caribeño a esta España, franquista y en quiebra técnica.

Por cierto, ¿cuándo dará España pasos hacia la democracia? ¿O es que Joselito Manuel no escucha en las calles aquello de "lo llaman democracia y no lo es"? ¿Tampoco ve a sus fuerzas de choque machacando a obreros, estudiantes y campesinos, debido a que el régimen está cagado de miedo?

A este admirador de Franco, le ocurre lo que a todos los payasos: escupe para arriba y su baba le cae encima. Quedamos a la espera de tu próxima actuación, Joselito Manuel.

1 comentario:

Gustavo de la Torre Morales dijo...

No es tema de "peor ciego el que no quiere ver"... este no es ciego, pero sí lacayo del imperio. Muy natural del gobierno que forma parte: no se espera nada mejor del PP.
Pero como los papagayos sólo repiten lo que se les ordena_ ya lo hemos vivido incluso por estas páginas_este sujeto se limita a secundar lo llevado a cabo por Arnazito (el spanglisher).
Esa "democracia" de palos y garrotes, de reformas laborales con despidos fáciles y gratis, de recortes a los beneficios sociales, de vuelos espías, de apoyo a las guerras de rapiña, de consumismo futbolero para ahogar las penas sociales, de un presidente que se ríe de las huelgas que se espera y que dice representar a la masa trabajadora (la misma que protesta y los repudia¿¿??)... esa "democracia" sólo la desean para Cuba quienes manejan los hilos desde el norte brutal americano... sólo las desean quienes se montaron el tinglado del negocio de la contrarrevolución en Miami, sólo la desea los mismos gobiernos de ese país que a 90 millas de las costas cubanas han complotado agresiones militares, planeados atentados y financiado a la gusanería.
Como dices JM, es una lástima que este señoritingo no mire primero para su tejado.