viernes, 30 de marzo de 2012

¿Dónde están los violentos?

Según el portal catalán agencia29.net a un joven de 22 años le han extirpado el bazo, tras recibir una patada de los salvajes uniformados, que protegen a los salvajes de chaqueta y corbata. 

Una segunda persona tiene afectado el globo ocular a consecuencia del impacto de una bala de goma y se teme que pueda perder la visión, otro padece un traumatismo craneal provocado también por impacto de bala.

Por otra parte, ya informamos ayer que el joven vasco, Xuban Nafarrete tuvo que ingresar en la UCI a consecuencia de una brutal paliza que la policia vasca le propinó cobardemente, mientras se encontraba tirado en el suelo. Su estado mejora.

Como esto siga así, el proletariado  va a tener que acudir a las movilizaciones con casco de motorista, y escudos de cartón piedra.

¿Dónde están los violentos?. En su guarida: El palacio de La Moncloa, sede del Gobierno del régimen (foto)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por eso repito, todos los uniformados son tus
enemigos, hasta aquello que dicen es tener un
trabajo, cuando le den la orden seran verdugos.

Hay que empezar por eso, identificarlos y poco
a poco separarlos de la sociedad, que queden
solo para lamerles las botas a los amos.

Corvus dijo...

Los uniformados se han convertido en el enemigo del pueblo,no le den más vueltas los escogen con escasa neuronas para poderlos ordenar más fácilmente que arremetan como gorilas, contra los ciudadanos de donde ellos proceden, pero se les olvidó, y se portan como son descerebrados agresivos.

JM Álvarez dijo...

colette

Disculpame pero el imperativo legal me obliga a borrar tu comentario, de no hacerlo o nos quedamos sin blog o nos llevan al trullo

No es que sea desproporcionada tu opinion pero la cosa está que arde, recuerda: España está en estado de sitio

Anónimo dijo...

Los perros de Ares volvieron a cargar ayer, a pelotazo limpio, contra la concentración en solidaridad con el joven Xuban Nafarrate en Gasteiz. Durante las cargas detuvieron a tres personas solidarias con el joven brutalmente agredido. Herriak ez du barkatuko!