Translate

Google+ Followers

lunes, 12 de marzo de 2012

El acuerdo entre Rusia y la Liga Árabe ni se contempla

El 8-8-2008, Georgia fue azuzada a intervenir, como carne de cañon, en una guerra. Osetia y Abjasia eran lo de menos, querían ver la reacción de Moscú en esa zona del Cáucaso. Quizás ahora planeen hacer lo mismo en Siria, la puerta hacia Irán y el este ¿Quiénes serán los actores? 

RT.-La administración de Barack Obama ha entablado unas discusiones serias con sus aliados en el exterior acerca de una potencial participación militar en el conflicto sirio. En ellas, según la prensa estadounidense, surgen varias variantes del desarrollo de la operación bélica.

Se habla en particular de la creación de una zona de exclusión aérea, aseguramiento militar de los convoyes o ‘corredores humanitarios’ y el establecimiento de una ‘zona de seguridad’ para los rebeldes en el territorio sirio a lo largo de la frontera con Turquía. Todas las vías tendrían como objetivo prestar un apoyo directo a la oposición armada y conseguir el derrocamiento del presidente Bashar al Assad.

De eso informaron al periódico 'The Washington Post' varios voceros oficiales, tanto estadounidenses como de los países aliados, que pidieron el anonimato. Ellos mismos admitieron que los gobiernos interesados en un cambio de régimen en Siria permanecen profundamente divididos sobre el tema de la intervención bélica, sus plazos y métodos posibles. Tampoco se sabe quién va a participar. Sin embargo, la discusión se desarrolla a partir de una idea de que las negociaciones pacíficas que se emprenden en esos momentos, en principio, no tendrán ningún éxito.

Imagen: RT

1 comentario:

Anónimo dijo...

No tendran exito, proque evitaran que tengan
exito, ya Qatar quiere empezar la matazon, lo
que dispondran en Washington en cualquier
momento.

Pero si el mundo se va a dirigir por zarpazos,
los rusos y chinos deben reclamar su parte de
festin, en definitiva en un mundo sin orden lo
que suceda es un hecho.

Y el payaso de la ONU, el Ki monkey no dice
nada, atareado en contar su dinerito.