sábado, 24 de marzo de 2012

Fauna periodística española

Ellos mismos reconocen ser mercenarios y sectarios.  

"El periodismo actual es absolutamente mercenario, sectario, al servicio de unos intereses económicos que serán todo lo legales que queramos, pero que son muy poco legítimos, Rosa María Calaf, antigua corresponsal de Televisión Española. ¿Sólo poco legítimos? Por favor...

Rosa, haciendo honor a su nombre, también le ha dado un "toque rosa" a Sara Carbonero, reportera deportiva (burguesita-ñoña donde las haya), de la que dice "que hace un flaco favor a la mujer y al periodismo" y a la que aconseja que mejor se dedique a hacer "mamarrachadas en la tele que a la información".

La Calaf ahí lleva toda la razón: Hay que ser mamarracha para- teniendo un supuesto nivel cultural vinculado a unos estudios universitarios- relacionarse con Iker Casillas, un tipo que se jacta de no haber leido un libro en su vida.

Qué fauna ésta...  Aunque no sea objeto de la entrada, no podemos evitar decir que la joven farándula de la pluma nos recuerda a esos actores de nueva hornada que copan las películas de una cosa llamada "cine" español. Todos (con las excepciones de rigor)  han sido paridos por la misma madre: La degradante sociedad burguesa hispana.

Foto: Rosa María Calaf

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si dijo lo que tu dices que dijo, la muchachona
tiro con punteria, una gran definicion.

Hablando del resto, el mundo esta como esta
porque este tipo de gente ha pasado a ser muy
importante, sin tener el mas minimo nivel etico
o moral que lo conviertan en alguien indicado
para ser una guia de la sociedad.

Sencillamente energumenos de cara linda, buen
maquillaje, vestidos al fantastico-ridiculo y la
gente se vuelve loca.

Fui al grocery hace un rato, en la caja estaban
preocupados con la salud de alguien, se sentia,
al final era un personaje de novela el causante
de la preocupacion.

Estupidez que debemos a la television.

JM Álvarez dijo...

Sobre un comentario que han puesto en una entrada, repito aqui mi respuesta

¿Y quién dice que aqui se le falte el respeto a Rosa Maria Calaf o Carlos Tena?

A la primera no tengo el placer, en cuanto al segundo me honra con su amistad

Lo de fauna no va por Rosa Calaf sino por la que ella denuncia aunque discrepemos sobre la supuesta legitimidad que cita

Y sobre que ellos mismos se reconocen sectarios, es más que evidente.

Peor es decirse periodista independiente sin ser ni una cosa ni la otra y además ser sectarios y embusteros compulsivos

Yo conozco a uno o dos