domingo, 25 de marzo de 2012

Otro plumífero que insiste en contarnos el cuento de la buena pipa "democrática"

Del cuento de la buena pipa y del "triunfante" capitalismo... desarrollado porque vive a costa de la explotación y el saqueo del Tercer Mundo; sin embargo no creo que quince millones de pobres y desempleados del Estado español contemplen su situación como una victoria. A estos plumillas, siempre hay que hacerles la misma pregunta: ¿De qué democracia nos hablan? ¿La de las bombas de la OTAN?  

(Tomado de odio de clase) Un mercenario al servicio del capital de nombre Javier Neira escribia estas palabras llenas de odio cuando se encontró con unos carteles del Comité Proletario Internacionalista (C.P.I) en apoyo a la Guerra Popular en la India. Este perro de pre(n)sa al servicio del capital destila odio por todos sus poros hacia el comunismo. Qué asco nos dan estos perros falderos del capital. Que cada cual saque sus conclusiones de las palabras de este mercenario.

En Oviedo, atención, se hace propaganda de la lucha maoísta para acabar con la democracia en la India

Javier Neira.- El otro día, paseando por Oviedo -que yo sepa, no hay mayor placer, aparte de los obvios-, me topé con unos carteles verdaderamente sorprendentes y, al poco que le di vueltas, aún más amenazantes que preocupantes.

En la imagen, unos tipos cetrinos apuntando sus fusiles desde una trinchera. En el texto, un gran titular que decía «Apoyar la guerra popular en la India». La firma correspondía al Comité Proletario Internacionalista.

Por lo visto, los de la foto son guerrilleros naxalitas. O sea, maoístas que tratan de apoderarse de la India. Manejan la clásica perorata anticapitalista. Quieren acabar con la democracia de la India para sustituirla por una dictadura comunista tutelada desde China. Pero ¿qué pintan en Oviedo esos carteles?

Querido lector, tiemble después de haber reído si es que se le había escapado siquiera una sonrisa helada. No buscan el apoyo desde aquí a los grupos terroristas de allí, sino que se están introduciendo por estas coordenadas. Es evidente.

Hace poco, desde estas líneas situé a los maoístas en el estrecho de Gibraltar, listos para saltar desde África (El hombre desprende tufillo racista. Nota de Editor) Europa. Ahora, cabe afirmar que se han decidido a darlo, porque trabajan sobre terreno recién abonado. Me explico.

El socialismo revolucionario fracasó porque los obreros viven mejor en el capitalismo que en el comunismo. Y el socialismo fabiano, lo mismo.

Pero, ay, la crisis es como el túnel del tiempo. Rajoy ha devuelto a España a los escenarios de 1912 -donde un asalariado estaba más cerca de un esclavo que de un ciudadano libre- y ha resucitado la lucha de clases. Claro, los maoístas han empezado a asomar las orejas: los PIIGS vuelven a estar maduros para la revolución. Encima, los empresarios españoles ponen como modelo de trabajador al currante chino medio. De tan ignorantes, son suicidas.

Ojo, los maoístas cuentan aquí con una quinta columna que... no, no diré más.

PS: No, que no diga más. Con la ignorancia y el odio, incluso racista, demostrado en su perorata, es más que suficiente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando menciona eso que llaman socialismo
fabiano, ya se clasifica como un idiota.

Anónimo dijo...

Decir estupideces es el camino habitual que emprenden todos los gilipollas, como medio de adquirir notoriedad. Decir que el obrero vive mejor en el capitalismo, sin haber pegado palo al agua en su puta vida, ni haber vivido en otro sistema alternativo, no deja de ser una boludez, una necedad de un barriga agradecida. Aparte de que en 200 años por lo menos, de hegemonia capitalista, este sistema criminal no solo no ha sido capaz de ofrecer una vida digna a la mayoría de obreros, mantiene con un planeta esquilmado por su caracter depredativo, a más de 1.000 millones de seres humanos hambrientos (muchos de ellos obreros)