domingo, 25 de marzo de 2012

Twitter: Un humano y un burro

Vamos primero con el humano.

El Twitter de Pedro Luis Angosto nos deja esto:

"Dice el el Papa de sus hijos que Marx está anticuado; no te jode, lo moderno es el misterio de la Santísima Trinidad. Uno y trino y la virgen preñá"

El payaso de la tele esa, donde le dan 10 segundos de vez en cuando y ya se autodenomina "analista político" de plantilla (pronto dirá que forma parte del Consejo de Administración), me dedica, pese a decir que no lee este blog "invisible", lo siguiente:

"Cito a mi tonto de cabecera y él se da por aludido inmediatamente, demostrando así que se reconoce como tonto. Es lo que tiene ser tonto."

En fin. Cito al burro y enseguida rebuzna. Mejor "tonto" con verdades que hacerse el "listo", escurriendo el bulto porque no puede desmentirlas. Es lo que tiene ser un embustero compulsivo.

¿Y este cuadrúpedo aspira a un carguito futuro en el País Vasco? Larreina, si ganáis, esconde la alfalfa que el burro es grande ande o no ande y la alfafa que no se trague es capaz de venderla en el mercado negro.

Pobrecito... me mueve a la compasión. Es tan "listo" que pretende que los demás se crean sus fantasías animadas, cuando está más conocido que el Tebeo.

Algo habré hecho mal para que mis "enemigos" tengan tan verdulero nivel: Se pasan el día (lo reconocen ellos mismos) viendo en la tele, "Sálvame". Con eso está dicho todo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La respetable profesion de payaso sufre en estos
tiempos, es vulnerable por el uso popular para
calificar a tontos por exhibicionismo.

Esa gente no importa, solo molestan y no se debe
dar mas importancia de la que tienen sus hechos.

Menciona al Papa, ese aparente venerable anciano
al cual hoy Mexico le recuerda su proteccion de
uno de los mayores crimenes contra ese pueblo
la violacion de menores por los legionarios de
Cristo.

Eso sera modernidad, pero es un grave crimen.

JM Álvarez dijo...

Si te digo la verdad, poco mas hay que añadir del Papa a lo que aquí ya hemos dicho sobre él

No nos interesa mucho