Translate

Google+ Followers

martes, 17 de abril de 2012

El Cachalote de las Antillas se confiesa

"Le pusieron una prótesis. Como a mí me operaron de la cadera por un accidente que tuve en el 2001, sé lo complicado que es ir al baño con la cadera operada. No es fácil, y me apiado del Rey. No sé si será estreñido como yo, pero que se cuide los puntos de un pujo", Zoé Valdés. 

Quien lo tiene complicado y nada fácil es ese pobre baño cada vez que la vea aproximarse con cadera natural o de cemento (que para el caso da igual), pedorretas, sudores apuraos y encima... estreñida.

8 comentarios:

Porthos dijo...

Ese defecto ya se le nota en la cara, coño.

Bartolo dijo...

Mira tú de lo que se entera uno. Yo que tenía la sensación, luego de sus revelaciones primeras, que después de la cogida primigenia del profe, tal cual confesó ella misma, por esa zona había "libre tráfico", sin atascos ni embotellamientos de hora pico.

Anónimo dijo...

Sabía lo de su estreñimiento mental, pero mira tu por donde, del fisiologico no sabía.

Anónimo dijo...

Pobres cachalotes, mira que compararlos con esta cerda vomitiva. Y de las antillas ya no es, será de Miami o Francia.

Anónimo dijo...

Como es que le decian en tu pueblo a los que hacen politica con desgracias personales?

Saludos, Luis

Anónimo dijo...

Zoé "efecto invernadero" Valdés. Gusanos, les decian en mi pueblo.

JM Álvarez dijo...

Luis, lo mismo que en el tuyo pero no hablamos de desgracias de personas sino de la del pobre baño de Zoé

Anónimo dijo...

Pobre baño no, pobre lectores que se cultivaban con esas cosas que defecaba la Valdés y que ella le llamaba libros.

Les recomiendo el artículo "Lobas de mar, o sea, hablando boberías" y entendrán el por qué del estreñimiento.