sábado, 21 de abril de 2012

Por cosas como ésta, las risas de los burgueses tornan en llanto

En la entrada que hemos puesto hoy sobre el Parlamento andaluz destacábamos las burlas y risas de los niñatos burgueses ante la presencia de un obrero, pero esta noticia... esta noticia da mucho que pensar. Que lo piense la burguesía: Intentan quemar la casa de un concejal en Cieza (Murcia). 

La casa del concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Cieza, Fernando Tamayo, hijo del alcalde de la ciudad y esposo de la exconcejal de Urbanismo, Concha Marín-Blázquez, fue atacada la pasada madrugada cuando, en torno a las 2, uno o varios desconocidos, no se ha confirmado todavía el número, prendieron fuego a una de las ventanas de la casa que quedó prácticamente calcinada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Recordemos de que son capaces, se debe oir
lo que cuentan los viejos sobre los negros
tiempos del franquismo y de como muchos
fanaticos se encargaron de ejecutar los miles
de crimenes de esa etapa.

Y todo ello en nombre de Dios.