miércoles, 30 de mayo de 2012

¡Al carajo, imperialistas!

Rusia considera improcedentes las expulsiones de los embajadores sirios y vetará, junto con China, cualquier resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que implique el uso de la fuerza contra Damasco ¿Qué hará ahora monsieur Sarkolande? 

Reuters/EP.- Los Gobiernos de Rusia y China han reiterado este miércoles su oposición a una posible intervención militar en Siria y Moscú ha manifestado, incluso, que ni siquiera ve motivos para la adopción de nuevas medidas por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por una parte, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Gennady Gatilov, ha advertido, citado por la agencia de noticias Interfax, de que su Gobierno no permitirá que el Consejo de Seguridad apruebe una intervención militar en el país árabe y ha precisado que, en estos momentos, sería prematura la adopción de nuevas medidas sobre Siria por parte del máximo órgano de la ONU.

El presidente francés, François Hollande, declaró ayer martes que no se debería descartar una intervención militar autorizada por el Consejo de Seguridad. Aparte, el Gobierno alemán reclamó ayer un "nuevo compromiso" del Consejo de Seguridad en el caso de Siria.

Por otra parte, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Liu Weimin, reiteró este miércoles en rueda de prensa la oposición de Pekín a una intervención militar en Siria, al tiempo que no quiso pronunciarse respecto a si China expulsará a los diplomáticos sirios en el país, tal como han hecho las principales potencias occidentales.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un chantaje , o los dejan invadir Siria y matar un
poco de sirios para apoderarse fundamentalmente
del agua, aunque parezca increíble, o seguiran los
crimenes de forma de nunca acabar, tipo Mexico,
el ejemplo clásico de la nueva guerra occidental.

Porthos dijo...

Con que rapidez enseñó sus garras el perro francés.
Coño debe tener miedo a quedar mal con su amo.