miércoles, 30 de mayo de 2012

El pasado viernes murió una mujer por un disparo de la policía

Habrá sido fortuito sí. Habrá sido una desgracia, sí; sin embargo seguimos insistiendo: Es una  irresponsabilidad permitir que analfabetos funcionales (salvo las excepciones de rigor), cuyo pasatiempo preferido consiste en ver películas americanas de acción, porten armas de fuego, tras aprobar unas pruebas de nivel elemental. Hay que denunciar de manera urgente, que la burguesía, en su afán por protegerse de lo que se le viene encima, le de una pistola a cualquiera. 

La bala que mató a Concepción Barreiro salió del arma de uno de los dos policías locales de San Juan de Aznalfarache que abortaron el atraco a la sucursal de Cajasol de la calle Antonio Machado. Así lo confirma el avance del informe de balística sobre el tiroteo en el que murió esta mujer y resultó herido uno de los atracadores, que está elaborando la Policía Científica y que será entregado al juzgado de Instrucción 15 de Sevilla en los próximos días.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En defensa de la banca, se tira a matar, saben quienes son sus verdaderos amos.Desgraciadamente solo quedarà en "baja colateral" y la desafortunada "perdiò"la vida.Cuanta perversiòn en el lenguaje.

Sebastian dijo...

Lo de los tiroteos es complicado.

A mi me dijeron hace tiempo que, en caso de verte en medio de uno,echarte al suelo, tras un coche, a ser posible en el lado del motor, y no moverse.

Si sales corriendo, es muy peligroso. se han dado casos que los atracadores ven uno que corre y piensan "ese es policia". Y si lo ven los policias piensan "es un atracador", y el que corria se ha llevado tiros de las dos partes.

Aunque eso si, accidentes y "no tan accidentes" por exceso de chuleria de los representantes de la ley con la pistola, han habido cientos de casos.