jueves, 30 de agosto de 2012

Comunista sí, española no

No queremos banderas de lo que llaman "España", ésas que sólo se ven cuando hay competiciones de fútbol o manifestaciones de exaltación nacional al estilo de las movilizaciones hitlerianas de masas de los años 30 del siglo pasado.
 
No las queremos porque representan a una monarquía y los oligarcas que la sustentan; porque sus colores son los que impuso Franco tras una criminal Guerra Civil; porque sus colores son los del Borbón que lo heredó; porque sus colores cometieron (y cometen) genocidios fuera y dentro de las fronteras del Estado; porque sus colores torturan; reprimen; maltratan; humillan y cometen todo tipo de abusos contra obreros y campesinos.

Respetamos las banderas republicanas, catalanas, gallegas, vascas, andaluzas o canarias si tras ellas está presente, exclusivamente, la clase obrera reivindicando soberanía, socialismo y revolución.

No queremos banderas falsas. Somos internacionalistas, formamos parte de una única nación proletaria. Nuestra bandera es roja, nuestra bandera es marxista.

No hay comentarios: