lunes, 31 de diciembre de 2012

Carromero tuvo que vivir bien en la prisión cubana

Llegamos a esa conclusión, entre otras cosas, porque si durante su paréntesis cubano, no se suspendió temporalmente su estatus como asesor técnico, elegido a dedo, de un concejal de un distrito en un barrio de Madrid, percibiría entre 46.000 y 50.000 euros anuales.
 
Y como tal lo decimos, basándonos en informaciones surgidas este pasado verano en varios medios de del Estado español, como por ejemplo este escrito publicado en agosto, mes en que se celebró el juicio en La Habana.

No sabemos la cuantía exacta de su salario. Unos dicen que 46.000 euros, otros que 50.000 que son las cantidades que citamos arriba. Siendo así, es de suponer que en su celda cubana se tragaría buenos filetes de ternera porque ha regresado más gordo de lo que estaba.

Por cierto: Esperamos por el bien de los madrileños, que su asesoría no esté vinculada con el tráfico de automóviles en la capital de España.

Imagen tomada de La Cuatro.