martes, 25 de diciembre de 2012

Eso no es nostalgia, es objetividad

Una inmensa mayoría de la juventud húngara considera que el socialismo es mejor que la dictadura capìtalista de la que "disfrutan" actualmente: El 70% de los jóvenes húngaros creen que el sistema socialista era mejor que el actual.
 
Que en Hungría hay un fuerte sentimiento de nostalgia por el comunismo, más en concreto por el kadarismo (János Kádár fue el dirigente comunista del país entre 1956 y 1988), es algo indudable. No hacen falta encuestas para darse cuenta de ello, basta con vivir un tiempo en Hungría, de hecho era uno de los temas de discusión en la escuela en la que estudié húngaro (el Instituto de Lengua Húngara y su sucesor, el Instituto Balassi Bálint). Muchos de los estudiantes de esos centros eran descendientes de emigrantes húngaros en países latinomericanos, los EEUU u otros países occidentales, y se quedaban de piedra cuando comprobaban este hecho… y lo hacían de inmediato, en cuanto empezaban a conocer un poco el país. No se trata solo, naturalmente, de una experiencia personal, también hay encuestas que corroboran esta impresión.