viernes, 28 de diciembre de 2012

La alcaldesa que quiso cumplir con la tradición "socorre a un pobre por Navidad"

Pero resulta que su víctima no estaba por la labor de ser sujeto pasivo de tradiciones caritativas y le dió plantazo (otra cosa, en lugar de eso, le daría mucha gente): Ana Botella vio a la sin techo a la que quiso ayudar antes de participar en un acto público. Después regresó con la prensa pero ella ya no aceptó su caridad.
 
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quiso que su obra de caridad fuera televisada, pero le salió el tiro por la culata. Este mediodía (ayer), la regidora se dirigía por la calle Alcalá de Madrid hacia el lugar donde fue tiroteado el general Juan Prim hoy hace 142 años, para participar en un acto de homenaje. En plena calle se ha encontrado con una sin techo a la que ha ofrecido su ayuda, y esta la ha aceptado.


Imagen: Ana y el cura, el cura y Ana, poniéndose "púos" a costa del dinero ajeno. Mientras tanto, surgen cada día más y más comedores sociales que son presentados como un "logro" de la sociedad "democrática". Qué limpieza  habrá que hacer aquí... El que no huya a Miami con la mafia, terminará en los Monegros, picando piedras.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Ese es como el caso del policia regalando los zapatos a un descalzo, pero casualmente pasaban por allí varios canales de televisión.

Si no se ve en la tele no existe, es el lema.