lunes, 31 de diciembre de 2012

La frase del último día del año

"Ford, Fiat y Renault no serán los únicos que apostarán por España. Las reformas y las caídas de costes laborales han sido y serán claves para atraer inversión", José Manuel Soria (Jozé Manuel Zoria), ministrillo español de Industria. Por cierto, ¿qué industria?
 
Esta es la nueva España que cocinaba el PP en su campaña electoral, gracias al camino que le allanó el PSOE (por supuesto no lo decía, había que captar ilusos): Atraer inversiones extranjeras alentadas por salarios de hambre y ausencia total de derechos de los trabajadores.

Pero ya le digo desde aquí a don Jozé que ni siquiera por esas. Deuda externa impagable. Barricadas. Esa es la nueva España que está cocinando el pueblo. El capitalismo huye de los conflictos graves. Tiempo al tiempo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y pretenden vender eso como un logro, da pena.

La farsa de la economia prodigiosa se acabo, los alquimistas perdieron el juego y ahora con todo desparpajo habalan de volver a los tiempos de miseria.

Y algo mas, necesitan las exportaciones para poder sacar sus capitales pues sabe se tendran que ir cuando se acabe el nuevo juego.