domingo, 30 de diciembre de 2012

Pacifista, linda palabra

Pacifistas sí pero no ilusos. No representa ninguna contradicción ser pacifista y apoyar cualquier guerra popular revolucionaria porque ésta pretende fulminar al imperialismo y con él sus genocidios, alcanzando así la paz definitiva. Carta del  Ché explicando los fusilamientos de torturadores criminales.
 
5 de Febrero de 1959

Luis Paredes López

José María Paz, Pabellón N° 8, piso N° 9

Depto. 93, Villa Celina, Buenos Aires.

Estimado amigo:

Me alegra mucho recibir cartas de personas que se interesan por la actualidad americana.

De toda su exposición le diré que capta mi atención especialmente el tema a que usted se refiere sobre los fusilamientos. Creo que está en un error completo. Los fusilamientos son, no tan sólo una necesidad del pueblo de Cuba, sino también una imposición de este pueblo.

Quisiera que usted se informara por prensa que no fuera tendenciosa para poder apreciar en toda su magnitud el problema que entraña.

Reciba un afectuoso abrazo de su siempre amigo.

Dr. Ernesto (che) Guevara,

Cmdte. En Jefe Depto, Mtar.

La Cabaña.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En el mundo de hoy en que se en que no solo se permite sino que se celebran los asesinatos selectivos o por ejemplo que se intente eliminar una raza por conceptos supremacistas o todo un pueblo por su fe religiosa, como se hace con arabes y musulmanes.

En ese mundo de hoy en que por matar te dan un premio Nobel y mucho dinero para que lo sigas haciendo.

En este mundo, la preocupacion por la muerte es solo cinismo e hipocresía.