viernes, 22 de febrero de 2013

La muerte de un sin techo

Recuerda: En capitalismo, mañana tú puedes ser el siguiente. Narración aséptica de la muerte de un vagabundo.
 
"Una persona identificada como Antonio El Portugués, un indigente que habitualmente pedía limosna en la puerta del Convento de Santo Domingo, falleció en la tarde de ayer en plena calle San Francisco. La Policía Nacional fue alertada de que había una persona desfallecida justo en frente de la Marisquería Joselito, por lo que los agentes se desplazaron hasta el lugar de los hechos y sólo pudieron constatar el fallecimiento del hombre, que era bastante conocido en la zona y por el que no se pudo hace nada (...)"

"Todo hace indicar que la muerte le vino por causas naturales. La tasa de muertes de sin techos en estas fechas aumenta considerablemente debido a las bajas temperaturas, la mala alimentación y los estragos que supone vivir de forma continuada en la calle."

Estos dos fragmentos, tomados de Diario de Cádiz, resultan suficientes para percibir de qué manera tan monótona, carente de toda crítica y ausencia de indignación o emoción, se hace eco cualquier medio de un régimen monoclasista burgués de la muerte, en plena calle, de un ser humano excluído socialmente.

La noticia no mereció ni un sólo comentario del autoerigido payaso, perdón, quise decir "cronista", de la localidad, Fernando Santiago Muñoz, presidente de la Asociación de la Prensa de la ciudad (ver Fernandinas) que, pese a saberla, se dedicó a escribir acerca de estúpidos debates del Estado de la Nación, magníficas  playas del litoral y  especulaciones del suelo capitalino para construir hoteles en una ciudad que pocos usarán, porque Cádiz está en trance de desaparición.

"No se pudo hacer nada", dicen. No se pudo hacer nada para reanimarlo, claro está. Sí se pudo hacer mucho, o todo, para que esa persona, como muchas otras no estuvieran en esa situación. Claro que entonces estaríamos hablando de un sistema socialista y no de una dictadura capitalista.

Socialismo o barbarie, socialismo o muerte. Desahuciado: mañana tú puedes ser el siguiente.

No hay comentarios: