miércoles, 6 de febrero de 2013

Llaman criminal al capitalismo en su propia casa

Ana Colau (foto), portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, calificó de criminal al capitalismo. No lo dijo exactamente así, no podía hacerlo: comparecía en la Comisión de Economía de ese Congreso que cocina leyes que matan.
 
Ana se refería al Secretario General de la Asociación Española de Banca (AEB), Javier Rodríguez Pellitero quien, poco antes, había denominado la legislación hipotecaria española como "eficaz". Su eficacia ha quedado demostrada si consideramos el número de personas que se están suicidando, antes de ser expulsadas de sus casas. 

"Decir que la legislación española es estupenda cuando hay personas que se están quitando la vida por una ley injusta es absolutamente criminal. Les aseguro que no le he tirado un zapato porque quería explicar mi punto de vista. Es un criminal y deberían tratarle así, no es un experto". Contundente la portavoz.

De la misma manera que nosotros, pero por distintas razones, debió interpretar esa declaración el presidente de la Comisión, Santiago Lanzuela (PP) pues exigió que fuera retirada o suspendería la sesión.

Evidentemente, el señor Lanzuela se dió por aludido. Y con razón. Él  está ahí para velar por los intereses de un sistema criminal llamado capitalismo.

2 comentarios:

Sebastian dijo...

Ligera correccion JM.

Su nombre es Ada.

La he escuchado en directo en alguna ocasion. Es el ejemplo de lo que tendria que ser un politico: sincera,directa y sensible con los problemas de la ciudadania.

Los del congreso quedan en ridiculo junto a ella. Dejan todos bien claro su postura... la de continuar todo como esta y seguir siendo unos inutiles para la mayoria del pueblo.

Y naturalmente,a encubrirse entre ellos. Sale un palurdo diciendo que la banca lo esta haciendo bien , y el resto no dice ni una sola palabra... con la que esta cayendo. Una verguenza.

JM Álvarez dijo...

Gracias por la aclaracion, pero curiosamente en una misma noticia la llamaban de las 2 maneras, por eso decimos usar el nombre, digamos, mas "común"