miércoles, 20 de febrero de 2013

Manchan la memoria de un luchador antifascista

Manuel José García Caparrós va a ser declarado Hijo Predilecto de Andalucía, junto al mediocre actor Antonio Banderas, ambos naturales de Málaga, ambos tan distintos y distantes. Uno asesinado por esta España negra, otro viviendo de lujo y promoviendo la “Marca España".
 
García Caparrós murió en Málaga (ya en “democracia”) el 4 de diciembre de 1977, asesinado por la Policía por el delito de enarbolar una bandera andaluza. Tenía 18 años. Fue víctima de uno de los muchos crímenes cometidos durante la Transición de cuya memoria histórica nada quieren saber quienes ahora le “honran”. Al día de hoy, su crimen sigue impune.

Antonio Banderas, tenía entonces una edad similar a Caparrós ¿Qué hacía? No nos consta que estuviera comprometido con las luchas obreras de la época, quizás las esquivara porque soñaba con ser actor ¿Y cuáles son sus méritos? Conquistar América, y otras cosas, con una cara bonita, promocionar perfumes,  películas de Zorros y Semanas Santas malagueñas.

Caparrós murió porque, bajo nuestro punto de vista, tomó partido por la ruptura del Sistema, en cambio, Banderas fue un producto de la movida madrileña enajenadora masiva de mentes, que junto al cineasta Pedro Almodóvar, la "cantante" Alaska y personajillos similares, tomaron partido por la “democracia” es decir, el régimen monarco-franquista que hoy nos muestra su verdadero rostro.

Igualando a Caparrós con Banderas, manchan la memoria de un luchador antifascista.

No hay comentarios: