viernes, 29 de marzo de 2013

El corrallito se gira hacia España

Los peligros de un corralito literal en España lo venimos advirtiendo aquí desde los tiempos en los que Zapatero negaba la crisis. Según varios economistas, España y Eslovenia son las principales candidatas a padecerlo. El corralito chipriota amenaza con convertirse en una epidemia. ¡Es el capitalismo, estúpido!
 
Eleconomista.- La agencia de noticias Reuters ha realizado una encuesta entre economista y las conclusiones son claras: Chipre no será el último rescate y España y Eslovenia son los principales candidatos a necesitar ayuda de los socios europeos (...).

De los 48 economistas consultados, 36 aseguraron que habrá más países que necesitarán el rescate. Sobre los candidatos, empate entre España y Eslovenia, ambos con 16 menciones.

"El acuerdo en Chipre ha llevado la crisis bancaria europea a un nuevo nivel", explicó Lena Komileva, directora de la consultora G+ Economics. Komileva destacó que los controles de capital sientan un precedente, ya que un euro en Chipre ya no es igual que en el resto de la Eurozona, lo que "representa un mal asunto para el futuo del euro" (...).

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, abrió la caja de los truenos el lunes al afirmar que los próximos rescates podrían seguir un patrón similar. Los mercados reaccionaron mal, y enseguida numerosos miembros de la Eurozona, incluido el propio Dijsselbloem, trataron de explicar que el caso de Chipre era único.

Además de la quita a los depósitos, el otro rasgo característico del rescate de Chipre fue el cierre del segundo mayor banco del país en lugar de recapitalizarlo. Esta decisión es apoyada por 19 de los 46 economistas, 14 la rechazaron y 12 dijeron que daba igual a la hora de la estabilidad financiera (...).

Hasta ahora, los ahorradores en España y Eslovenia no han dado muestras de grandes retiradas de efectivo. Tampoco en otros países de la perifiera. Sin embargo, hay más candidatos: en tercer lugar en las apuestas como receptor de un rescate, Italia, con el voto de 6 economistas, seguido de Malta, Francia y Portugal.