miércoles, 27 de marzo de 2013

La Audiencia Nacional desautoriza a Gómez Bermúdez

En la "competencia" entre los jueces Pablo Ruz y Javier Gómez Bermúdez, la Audiencia Nacional ha determinado que el Caso Bárcenas lo lleve el primero, lo cual significa que Rajoy y Cospedal se irán de rositas. El excluído Gómez Bermúdez es un burgués derechista que lleva tiempo enfrentado al sector más conservador del régimen; por tanto ponía en peligro a algunos peces gordos.
 
Cadenaser.com.- El Tribunal presidido por Alfonso Guevara y también compuesto por las magistradas Ángeles Barreiro y Clara Bayarri ha avalado el criterio de la Fiscalía Anticorrupción y ha decidido en algo menos de una hora que sea Ruz quien investigue la causa de la supuesta contabilidad B del PP recogida en los denominados papeles de Bárcenas al hallar conexión con la Gürtel. Pierde el magistrado Javier Gómez Bermúdez, quien sostenía que las conexiones son escasas y que la querella de Izquierda Unida, donde deben investigarse las donaciones de empresarios a la supuesta contabilidad irregular del PP es distinto. Es el "todo" del que la Gürtel sería solo una parte.

En la vista celebrada esta mañana el fiscal Anticorrupción, Antonio Romeral, ha defendido que sea el juzgado de Pablo Ruz el que instruya la causa al existir hasta el momento hasta siete elementos de conexión entre los papeles y la Gürtel.

Defiende que tardara en judicializar los papeles porque había que acreditar que existía solidez en las acusaciones que de ellos se desprendían, contrastando con el Tribunal de Cuentas y otras instituciones, y dice que no llevó el caso al juzgado porque la querella de Izquierda Unida cayera en Bermúdez, sino porque el PSOE valenciano recurrió a Ruz el archivo de los papeles y el juez admitió dicho recurso, coincidiendo en el tiempo con la decisión de Gómez Bermúdez.

Según Romeral, no se eligió "gratuitamente" ni de forma "caprichosa" el juzgado que dirige Pablo Ruz para instruir la causa, sino que todo fue cambiando "según han venido los hechos".

El fiscal Anticorrupción ha salido al paso ante las críticas por no ser demasiado incisiva en este caso. Ha aseverado que "si se han dado esos pagos" que figuran en los supuestos papeles "será la primera en perseguir a los donantes" (de risa, N. de E.) que aparecen en los documentos.

Por su parte, Los abogados de la querella presentada por Izquierda Unida han defendido que la investigación fuera asumida por Bermúdez, porque en él recayó la querella. El letrado de esta formación política, Enrique Santiago, ha dicho que el único punto de conexión en los 700.000 folios del sumario de la Gürtel y los papeles de Bárcenas, son los 21 millones de pesetas que Pablo Crespo pagó al PP en 1999, que tampoco serían Gürtel porque entonces no estaba involucrado en la trama. Santiago defiende que ha sido una conexión forzada; de conveniencia, y recuerda que Anticorrupción solo ha judicializado la causa a raíz de que Bermúdez asumió su querella. Hasta ese momento descartó la conexión e investigar en un juzgado el asunto.

El letrado ha advertido de los "catastróficos riesgos" de unir los papeles a la Gürtel. Afirma que podría provocar un "macroproceso inabarcable" e incluso la "nulidad del proceso" por el intento de Ruz de evitar que el PP pueda personarse como acusación popular en la pieza separada, ya que ostenta esa situación en la principal.

Los letrados de la querella de Izquierda Unida han recibido la reprimenda del magistrado presidente de la Sala, Alfonso Guevara, por acusar a Ruz de prevaricar y a la Fiscalía y a la Policía de actuar a favor del PP.