lunes, 25 de marzo de 2013

Lluvia bendita, bendita lluvia

Y que no para de llover. Casi todo el mes de marzo lloviendo. La lluvia es buena en términos generales: llena pantanos, garantiza el suministro a tierras y personas; evita cortes (impuestos) en la via pública; evita molestias; ruidos, insomnios... Sin embargo no evita otra lluvia.
 
La lluvia en forma de lágrimas de cocodrilo o el "llora, llora que te está enfocando la cámara de televisión"









Que os den por ahí prepotentes sectarios, provocadores fanáticos que llamáis fanáticos a quienes creen en otra religión distinta de la vuestra. A vosotros y a vuestros muñecones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No lloréis que la lluvia en Sevilla es una maravilla...¡jajaja!
Muy buena entrada y fotos.

Sebastian dijo...

Creo que el santisimo ya empieza a estar harto de tanta fantochada y pantomima, y les obsequia unas aguas con actitud.

Y ya van tres años asi. Debe pensar "a ver si os cansais y os quedais en casa, majetes".

Anónimo dijo...

Y si tú eres ateo ¿por qué odias tanto a la gente que cree? Deberían darte igual. Ves la paja en el ojo ajeno. Para fanático y sectario tú mismo JM Alvárez.

JM Álvarez dijo...

No se que tiene que ver una cosa con la otra pero es gracioso que me hables de fanatismos y sectas, eso es la Iglesia Católica