domingo, 24 de marzo de 2013

Otro Boris al carajo

El oligarca ruso, Boris Berezovsky, fue encontrado muerto ayer en su casa de Londres. La Policía tomó precauciones enviando gente especializada en armas nucleares, biológicas y químicas aunque dicen que no han encontrado nada sospechoso. Semejante despliegue habla mucho sobre la "calidad" del personaje que acaba de abandonarnos.
 
Berezovsky fue matemático en la Unión Soviética y tras la disolución de ésta, se arrimó al "Padrino" Boris Yeltsin, un borracho al servicio del capitalismo. Cuando Putin llegó al poder, Berezovsky  huyó a Gran Bretaña  donde residía en calidad de asilado político.

Curioso. Casi siempre que nos encontramos a un "exiliado" refugiado en un país "democrático", resulta que detrás suya se esconde un mafioso criminal. Cosas de las sociedades "civilizadas"...

No hay comentarios: