viernes, 22 de marzo de 2013

¿Saben la última de la gorda Roque?

Martha Beatriz Roque, olvidada por todos menos por nosotros, ha decidido renunciar a su licencia extra penal, que le permite hacer una vida como cualquier mortal. Martha  dice que quiere regresar a la cárcel de manera voluntaria. Coño, Marthica, esta vez te superaste, comadre.
 
Roque afirma haber tomado esa decisión para denunciar "el acoso que sufre por parte del régimen castrista." ¿No será el acoso de una billetera que, medio vacía, mira con envidia cómo sus otrora amigos, la ignoran, dando todo el chance, la plata y los viajes a la Sui géneris? Hay que ver lo que hay que hacer para "reconquistar" cuatro fulas... 

¿Recuerdan su famosa "huelga de  hambre"?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Al vecino se le seco la mata de ahuacates y de algun sitio hay que sacarlos, ¿no?

JM Álvarez dijo...

Y ya no está ni pa coger los mangos bajitos