lunes, 22 de abril de 2013

Ah, ¿pero está en España la Sui Géneris?

Es que no se ha enterado ni el gato. Ni yo lo sabía.
 
Están las cosas como para que la gente acuda a recibir de manera entusiasta a una imbécil que viene a contarles las "maravillas" del capitalismo. Hay que ser débil mental...

Exigimos que retorne a sus malangas y boniatos. Al menos hablaba de tubérculos, no de un cadáver.

1 comentario:

Sebastian dijo...

Ha aprendido de los "efusivos" recibimientos populares que le han obsequiado parte de sus 100.000 seguidores virtuales que dic tener su cuenta twitter.

Y para no sentirse abrumada por tamañas muestras de afecto, prefiere no avisar.

Con que lo sepan Aznar y unas cuantas ratas repelentes de la FAES, ya basta. El pueblo, si no se entera, mejor.