viernes, 26 de abril de 2013

Dijeron poco, ocultan mucho

Si alguien  se han enterado bien de lo que han declarado hoy los gestores del régimen, por favor que nos ayuden. Han dicho poco o casi nada (cháchara somnolienta sí hubo) para las expectativas levantadas. Ocultan mucho, detrás de esos gráficos que mostraron a las cámaras.
 
Más o menos, hemos podido enterarnos de lo siguiente:

Al parecer habrá subidas de "impuestos especiales" y hay uno que nos mosquea especialmente. Es ése vinculado al medio ambiente que algunos llaman ya "tasa verde", y que nos da en la nariz que nos lo van a colar, nuevamente, en las facturas del gas, de la electricidad, como tasa en sí misma y hasta en la cesta de la compra.

También nos hemos enterado de que gravarán los depósitos bancarios. Al respecto, el ministrillo Montoro (foto) ha explicado que "no se grava a los depositantes ni a los ahorradores, sino a las entidades bancarias" y claro éstas, como son tontas, "no" reenviarán ese gravamen a los ahorradores en forma de comisiones y gastos que por cierto no deducen en la declaración de Hacienda. ¡Qué pillos que son!

El del Guindo (parece que se ha puesto de acuerdo con Rajoy para no meter la pata) ha vuelto a repetir las palabras del Mariano, diciendo que el Estado comenzará la recuperación económica en 2014, ahora bien si por recuperar se entiende "crecer", por ejemplo, un 0,3%  apaga y vámonos que el desempleo seguirá creciendo. Eso sí que es seguro. Al hilo de esta cuestión, resulta increíble que en un país con cerca de 47 millones de habitantes, sólo trabajen 16 millones, la mayoría en precario.

Y siguiendo con el "crecimiento", recordar que en noviembre de 2011 la ministra de empleo, Fátima Báñez, afirmaba que "España estaba saliendo de la crisis". Y no se quedó ahí, fue más allá diciendo que se estaba desacelerando la destrucción del empleo. Se nota, se nota.