lunes, 22 de abril de 2013

Horacio "Cártel", nuevo presidente de Paraguay

Un multimillonario, aficionado a lavar dinero negro, es el nuevo presidente de Paraguay. Pese a que en ese país es tónica generalizada la compra fraudulenta del voto, seguramente el ministro español "Fofito" Margallo habrá reconocido rápidamente a Horacio Cartes... ¿o es Horacio "Cártel"?

Cubadebate.- El Partido Colorado, uno de los más antiguos de Latinoamérica, volvió a tomar las riendas del Paraguay tras imponerse a sus rivales en las elecciones de este domingo. Y lo hizo de la mano del multimillonario Horacio Cartes, novato en la política e investigado en su momento por presunto lavado de dinero.

Los datos oficiales hechos públicos por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) otorgan la victoria al magnate tabacalero de 56 años que se presentaba a la cabeza del opositor Partido Colorado. Según el presidente de este organismo, Alberto Ramírez Zambonini, Cartes “es el ganador” de los comicios al obtener el 45,91% de los votos, con el 81,06% de las papeletas escrutadas.

Su principal rival, Efraín Alegre, ronda el 36%. Alegre se ha presentado a los comicios liderando al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que para estos comicios formó con otras fuerzas de centro derecha la Alianza Paraguay Alegre.

Las encuestas a pie de urna publicadas por varios medios de comunicación reflejan también esta tendencia y atribuyen a Cartes más del 50% de los votos. En el segundo lugar quedaría, según estos sondeos, Efraín Alegre. El ex ministro de Obras Públicas, sobre quien gravita la sospecha de haber desviado 25 millones de dólares durante su gestión, obtendría algo más del 30% del sufragio.

El tercer lugar sería para el ex conductor de televisión Mario Ferreiro, de la Alianza Avanza País, que cosecharía alrededor del 5% de las preferencias. Los paraguayos también eligieron a un nuevo vicepresidente, a los 45 miembros del Senado, a los 80 de la Cámara de Diputados y a los gobernadores de 17 provincias.

PS: Las cadidaturas populares fueron excluídas al carecer de financiación. Eso sí  que es "democracia". Como aquí.