sábado, 27 de abril de 2013

La isla-prisión de Yoani Sánchez

La Sui Géneris, anda enclaustrada estos días en la isla gallega de San Simón hablando sobre "democracia"; sin embargo no tendrá una palabra de recuerdo para los presos antifascistas encerrados, aislados y asesinados en aquel lugar. No hay por qué escandalizarse: entre sus amigos españoles abundan franquistas, falangistas y hasta criminales de guerra.
 

Exterminio en la Isla de San Simón (gracias de nuevo a la lectora que nos surte de información al respecto)

Siendo Director General de Prisiones entre 1938 y 1942 Máximo Cuervo Radigales, se estableció una política penitenciaria que se prolongó por décadas según la cual los presos republicanos y antifranquistas debían pagar sus penas con la privación de libertad y con trabajos de reconstrucción de zonas devastadas.

El proyecto fue gestionado por el Patronato para la Redención de Penas por el Trabajo, presidido por el padre Pérez del Pulgar, figura destacada de la Iglesia franquista del que ya hemos hablado anteriormente y al que ya hemos podido ver en anteriores imágenes.

Los presos forzados se clasificaron como obreros especializados y se dividieron en varios tipos según la obra y el lugar a ejecutarla (obras publicas, industrias militarizadas, obras civiles, minas y talleres, obras hidráulicas, obras forestales, carreteras, ferrocarriles, edificios públicos, etc., etc).

Pero a los franquistas se les planteó el problema de qué hacer con los no aptos -bien por desnutrición o bien por su avanzada edad- para ese tipo de trabajos. Desde 1936 hasta 1944, 6000 enfermos crónicos, viejos, inútiles y discapacitados ("impedidos") que se habían convertido en un estorbo fueron concentrados en un único centro penitenciario, un auténtico campo de exterminio, en el que pagaran -muchos, con su propia vida- por su doble condición de parásitos sociales y de enemigos de la Patria. La leprosería de la Isla de San Simón (Pontevedra) fue el lugar escogido para encerrar a este colectivo.

Traslado de presos antifranquistas a la isla-prisión  

Vista de las instalaciones franquistas


Entierro de un preso

 
Hacemos nuestro el llamamiento de Comunistas de Galiza, P.C.P.E.  
MERCENARIOS DO IMPERIALISMO: FÓRA DA ILLA DA MEMORIA ANTIFASCISTA!

1 comentario:

chugui dijo...

Esta es un agente de "disidencia",(apariencia pseudo-hippie) patrocinada y protegida por el gran capital mundial con sede en Estados Unidos y Europa. Se nota su sospechosa identidad con solo observarla con quien se identifica. Como dice un refrán "aves del mismo plumaje vuelan juntas", claro rinde pleitesia al sistema imperante.