miércoles, 24 de abril de 2013

Nuevo encuentro entre Beiras y el "Frijol"

Esto es lo que hay que hacer con tipos así y en su propia guarida. No concederles ni un momento de pose "digna" (falsa a más no poder), ni un momento de respiro. Acoso, derribo y la próxima vez, que le pongan la cara del revés.
 
Video subido a yotube por los ultra de Libertad Digital. No hemos encontrado otro del momento en cuestión, pero bueno, si lo suben ellos mismos, favor que nos hacen.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como maneja el sistema el subconsciente colectivo. Luego asiste a la presentación del libro del propio Feijóo, se da abrazos con Fraga, le ponen a su servicio los medios propagandisticos del PP, hace alianzas con CIU y PNV, pone a dedo a delfines como Quintana que luego navegan en yates de empresarios que chupan concensiones, y abraza a explotadores como Amancio Ortega. Pétain Beiras que lleva todo la vida sentando el culo en asiento oficial sin hacer nada más que las histrionicas pantomimicas que tanto gustan al personal y cobrar parasitariamente de una catedra a la que nunca asiste teniendo la desvergüenza de no dejarla vacante para poder seguir cobrando. Se declara pacifista, ecosocialista y altermundista, movimiento pequeño burgués de inspiración mayosesentayochero que niega la lucha de clases como motor de relaciones sociales. De cuna burguesa demuestra un antiobrerismo feroz, como sindicalista en conflicto en Inditex contra el explotador Amancio Ortega por negar derecho a huelga y coartar derechos laborales, asistí atónito junto a mis compañeros en lucha, como fue hasta tres veces a entrevistarse con Amancio sin suerte, hasta que el explotador se dignó a recibirlo. Puedo jurar como se le hacia el culo pepsi cola con cara de satisfación, por la "aperta do oso". Fue mientras los trabajadores estabamos en lucha y mientras se entregaban los premios del fascista Santi Rey propietario de la infame La Voz de Galicia, la misma que ahora le hace propaganda mediatica. Casi siempre asistia, junto con el Borbón y otros oligarcas y representantes de la burguesía. El fascista Feijóo se lo tiene merecido, pero cuidado con los síndromes de Stocholmo de los bufones del capital, por muy símpaticas que nos resulten sus histrionismos y salidas de tono.