martes, 30 de julio de 2013

Francisco "el bueno"

¿Quién soy yo para juzgar a los gays? dice con "beatífica humildad" (pero eludiendo manifestarse al respecto) el papa Francisco.

Pues el mismo que le daba la comunión al general Videla, un criminal que asesinó a miles de argentinos



Saludos al anónimo de las 11:16


6 comentarios:

Anónimo dijo...

el de la foto con Videla no es Francisco, es un bulo que circula por la red, no coincide siquiera en tiempo.

Fordín dijo...

El papa Francisco es una buena persona, y no es el de la foto con Videla.

JM Álvarez dijo...

Pues nada hombre. Como es tan bueno que renuncie a sus palacios con techos de oro y se vaya a vivir a una gruta del desierto de Almería

Anónimo dijo...

Pero en qué cabeza cabe que un papa al que eligen los cardenales que tenemos sea ni un tantico así de aperturista, renovador, bla bla bla?
Ese es el cuento que utilizan para intentar colárselo a los descontentos dentro del "seno" de la Iglesia para que no la manden a tomar por c..., que es por cierto lo que deberían hacer si es que lo suyo no es la ceguera de la estulticia. Pero pasa eso, que el seno de la señora Iglesia es mucho seno para renunciar ahí por nada a los chupetones tan enjundiosos que prodiga.
Lo de los homosexuales, por otra parte, es la fabulosa política del "corramos un estúpido velo", que es la misma política por cierto de la gente chachiliberal y superguay de la etapa pesoera-felipista que engendró la movida madrileña y la más moderna cultura del pelotazo y demás preciosidades: que cada uno haga en la cama lo que quiera, vive y deja vivir etc pero que no por eso deja de ser tambien en el fondo aquello de "Maricones no quiero en mi casa" y mucho menos en mi trabajo, ni en la escuela de mis hijos etc etc.
Anda, anda... veinte siglos con el mismo rollo y todavía hay quien no los reconoce ni los ve venir: hay que ser más tontos!?!

Anónimo dijo...

Por lo que parece el boludo este jefe de la secta de los pederastas le han hecho una biografia nueva, un lavado de imagen con la complicidad del chauvinismo argentina. Seguro que su relación con Massera, con la organización fascista ultracatólica Mano de Hierro (creo recordar se llamaba) y con delaciones que condujeron a torturas y desapariciones o su papel en la banca mafiosa jesuita etc. la han transformada en una nueva película, con un nuevo guión y verión totalmente diferente. Si ningún cura puede ser bueno, por bueno que aparente porque forman parte de un timo (que decía mi abuelo) mucho menos bueno puede ser el capo.

Eduardo dijo...

Estoy en contra de la religión y de la Iglesia Católica, pero creo que es un error acusar de algo a quien no lo ha cometido. Lo digo por que el cura que le está dando la ostia a Videla (en la primera foto)no es Bergoglio, sino Juan Carlos Aramburu, entonces cardenal primado de Argentina. No estoy seguro dónde estaría Bergoglio en esos años, pero tengo la impresión que más cerca de los pobres que de la cúpula del poder.