sábado, 31 de agosto de 2013

Tal para cual, Santiago y el Pascual

Sobre la inminente agresión contra Siria dice Santiago Alba Rico (El Califa de Túnez) lo siguiente:

"La de los que pretenden que Bachar Al-Assad no ha usado armas químicas. Un asesino que bombardea y lanza misiles a su propia población, que tortura sistemáticamente a su pueblo y degüella a mujeres y niños, es sin duda capaz de arrojar gas sarín o cualquier otra sustancia letal sobre sus ciudadanos". ¿De dónde sacará eso este tipo si no ha puesto un pie en Siria? ¿Tendrá información privilegiada servida por el Pentágono?

Por su parte Pascual Serrano dice:

"Tampoco es que estemos defendiendo a talibanes, a Sadam, a Gadafi ni Al Assad. Estar en contra de un bombardeo de la OTAN o una invasión estadounidense no requiere de un pronunciado rechazo expreso a esos regímenes para que no se interprete que se defienden, el asunto que debemos plantearnos es la violación de la legislación internacional por parte de una potencia invasora, y las mentiras en las que se escudan para justificarla"

A Pascual Serrano le recomendamos leerse este extracto:

El carácter revolucionario del movimiento nacional, en las condiciones de la opresión imperialista, no presupone forzosamente, ni mucho menos, la existencia de elementos proletarios en el movimiento, la existencia de un programa revolucionario o republicano del movimiento, la existencia en éste de una base democrática. La lucha del emir de Afganistán por la independencia de su país es una lucha objetivamente revolucionaria, a pesar de las ideas monárquicas del emir y de sus partidarios, porque esa lucha debilita al imperialismo, lo descompone, lo socava. 

En cambio, la lucha de demócratas y "socialistas", de "revolucionarios" y republicanos tan "radicales" como Kerenski y Tsereteli, Renaudel y Scheidemann, Chernov y Dan, Henderson y Clynes durante la guerra imperialista era una lucha reaccionaria, porque el resultado que se obtuvo con ello fue pintar de color de rosa, fortalecer y dar la victoria al imperialismo. 

La lucha de los comerciantes y de los intelectuales burgueses egipcios por la independencia de Egipto es, por las mismas causas, una lucha objetivamente revolucionaria, a pesar del origen burgués y de la condición burguesa de los líderes del movimiento nacional egipcio, a pesar de que estén en contra del socialismo. En cambio, la lucha del gobierno "obrero" inglés por mantener a Egipto en una situación de dependencia es, por las mismas causas, una lucha reaccionaria, a pesar del origen proletario y del título proletario de los miembros de ese gobierno, a pesar de que son "partidarios" del socialismo" (Stalin, Cuestiones del Leninismo, 1924).

Y si no le gusta Stalin porque fue malo, muy malo con burgueses y nazis le remitimos a este otro:

Durante decenios los gobiernos y clases dominantes de Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Austria y Rusia han seguido una política de pillaje de las colonias, de opresión de naciones extranjeras... La guerra actual es precisamente la continuación de esta política y solo de esta política... En cambio, en China, Persia, India y otros países dependientes vemos en el curso de estos últimos decenios la política del despertar de decenas y centenares de millones de seres humanos a una vida nacional, una política de liberación del yugo de las "grandes" potencias reaccionarias. Sobre tal terreno histórico, una guerra puede tener, incluso ahora, carácter progresivo burgués, de liberación nacional (Lenin,"El socialismo y la guerra").

Pascual Serrano, pese a poner (con razón) a los medios de "información" bajo las patas de los caballos tiene dudas y ello significa, a nuestro entender, ignorar qué cosa es el internacionalismo que obliga a ser solidarios con los países que confrontan amenazas y agresiones imperialistas. El señor Serrano donde no tiene dudas (como el señor Alba) es en Cuba. Lo fácil y lo desconcertante, quizás lo cobarde.

Lo que no es fácil es, por ejemplo, denunciar desde España la presencia de presos políticos... en España. Lo que desconcierta es que con esos criterios no exijan a Cuba que cambie democracia popular por dictadura capitalista. Ellos, suponemos, ignoran la sentencia de Lenin "no puede haber democracia real en una sociedad basada en el poder del dinero" (ya saben: elecciones amañadas por la oligarquía financiera, tanta plata tienes, tantos votos tienes) porque, suponemos, creen en la democracia occidental, creen que las dictaduras capitalistas son "mejorables".

Al primero (Santiago) lo conocíamos de sobra. El segundo (Pascual), con sus dudas, legitima el discurso del primero. 

Tal para cual, Santiago y el Pascual.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema es que payasos como Alba Rico y Pascual serrano necesitan moverse por el mundo en planes turisticos y si van contra ala corriente de la llamada Comunidad Internacional no podrian disfrutar del turismo de lujo en muchos países. Es decir subordinan la politica a sus intereses personales.

Sus limitaciones no les permiten pasar de ahí, el ser
progresista para ellos es cono una excentricidad, una manera novedosa de vivir.

Ajo dijo...

Y aún con todo, JM, yo sigo pensando que hay una gran diferencia entre Serrano y el impresentable de Alba Rico...

Anónimo dijo...

http://leninisme.blogspot.com.es/

Sebastian dijo...

Para mi Pascual Serrano acierta muchas cosas, pero se equivoca en unas cuantas.

Sin embargo ,a Santiago Alba se le va la olla.

thescarletrevolutionary dijo...

Recuerda, amigo JM, aunque yo sé que no lo has olvidado, que también Lenin decía que la democracia en estado puro es una invención burguesa, pues o hay dictadura (hegemonía en lenguaje gramsciano)de los capitalistas o dictadura de los trabajadores.

Así que comprendo, compañero y paisano, que nunca hayas obviado en tu blog que un Estado socialista como Cuba está más cerca del efectivo poder del pueblo, esto es, del gobierno de los productores que habrá de darse en la futura sociedad comunista, que cualquier tiranía del capital, en que la plutocracia (incompatible con la democracia) no deja de aspirar a reproducirse y a perpetuarse, por ende.

¡Salú!

Amy dijo...

Visitad mi blog! Publico diariamente recetas, cotilleos, noticias, noticias sobre moda, manualidades , y alguna cosilla sobre mí !
Os lo agradecería si os hicieseis miembros de mi blog!
Y compartid mi blog con vuestros amigos, conocidos y familiares!
Muchas gracias!

http://elperiodicodeamy.blogspot.com.es/

JM Álvarez dijo...

Ajo, claro que sí, pero se alinea con el otro dando una de cal y otra de arena.

No se qué es peor si una cosa o la otra

Y como aqui como obrero no asustan las "vacas sagradas" decimos:

Los dos creen en las dictaduras capitalistas, y son tan cobardes que no tienen cojones de decirlo en Cuba, vamos a hablar en plata y fuera complejos

Anónimo dijo...

No deberían quedar dudas de que Santiago Alba Rico es un agente del imperialismo. El ex miembro de la cía Philip Agee (entre muchos otros) ya denunciaban la infiltración en los movimientos sociales y espacios críticos y "progresistas".
Simplemente es una rata a sueldo.

José Koba dijo...

Una vez más el camarada Álvarez acierta con el título de la entrada.

Naturalmente hay diferencias entre estos dos individuos, uno representa la actitud canallesca, contrarrevolucionaria y de colaboración incondicional con el imperialismo del trotskismo, al que se suman también los residuos degenerados del "hoxismo".

El otro, Serrano, representa fielmente la posición del oportunismo, al que pertenece (IU en España), que no se opone al imperialismo y a sus crímenes "per se", si no, y solo, porque incumplen la "legalidad" burguesa al servicio del imperialismo.

Pero en el fondo los dos están en el mismo bando, cada uno cumpliendo su papel, de sostenedores y legitimadores del orden mundial impuesto por imperialismo y de justificación de sus crímenes contra la humanidad.

Lo importante es que nosotros, los revolucionarios y antiimperialistas tengamos esto claro y actuemos en consecuencia, comportándonos como el aceite con el agua con estos elementos y con las organizaciones a las que representan.

Anónimo dijo...

'Pascual Serrano, uno de los periodistas más perspicaces e inteligentes, honestos y progresistas que he tenido el placer de conocer,...'(Carlos Tena). Es el comienzo a una crítica a sus declaraciones. Carlos Tena es un tipo admirable, muy buena persona, y esta crítica amigable me recuerda a la primera que en su día dedicó al filósofo-carnicero (las siguientes, claro, con una progresiva dureza).
JM Álvarez habla alto y claro, sin frenos amiguistas o coleguistas, tan, parece que invitables, por desgracia.
La práctica totalidad de los comentarios leídos hasta ahora me parecen muy oportunos pero no me resisto a reproducir y suscribir estos párrrafos de José Koba:

'Naturalmente hay diferencias entre estos dos individuos, uno representa la actitud canallesca, contrarrevolucionaria...'

'El otro, Serrano, representa fielmente la posición del oportunismo, al que pertenece (IU en España), que no se opone al imperialismo y a sus crímenes "per se", si no, y solo, porque incumplen la "legalidad" burguesa al servicio del imperialismo.'

'Pero en el fondo los dos están en el mismo bando, cada uno cumpliendo su papel, de sostenedores y legitimadores del orden mundial impuesto por imperialismo y de justificación de sus crímenes contra la humanidad.'

Mucho escribir sobre medios y manipulación y a la hora de la verdad...Vergonzoso. A uno ya lo conocíamos, al otro se le ha caído la careta.

JM Álvarez dijo...

Yo respeto la amistad de Carlitos con Pascual, eso no es cosa mía.

Es obvio que Serrano deja con el culo al aire a los medios oficiales, pero en absoluto comparto lo que ha escrito sobre Siria y otros países, hasta me gustaría pensar que debido a una idea erronea sobre qué es el internacionalismo. Por esa razon eché mano de dos personajes incuestionables: Stalin y Lenin (gracias: CS) que lo dejan bien clarito.

Lo que odio es criticar lo de fuera y callarse lo que pasa aqui dentro, En ese sentido, Tena, que me honra con su amistad, es de los mios

El Kapitán VK dijo...

Pese a las simpatías que me despierta, es importante replicar al Revolucinario Escarlata en relación a las "dictaduras", porque es mayor mí apego por la clase trabajadora:
En el Manifiesto Comunista, Marx crítica a la sociedad burguesa porquue no ha abolido las contradicciones de clase, sino que ha "sustituido las viejas clases, las viejas condiciones de opresión, las viejas formas de lucha por otras nuevas".
Por otra parte, creo que es diferente el significado de "dictadura" en los usos que de él se hace en "dictadura del capital" y "dictadura del proletariado". Hay que tener en cuenta que Marx no ha vivido las dictaduras del s.XX y que desconoce esta connotación fascistoide del término, que sí es el que empleamos en la expresión "dictadura del capital". Marx rescata el concepto de "dictadura" del republicanismo romano en el que el dictador es el recurso para hacer frente a una situación excepcional (invasión, etc.) que no puede esperar a las deliberaciones del parlamento, y cuyo nombramiento concluye cuando finaliza la tarea para la que fue nombrado. En este sentido la "dictadura del proletariado" sería un recurso excepcional cuya finalidad es el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases. En todo caso, no se trata al final de sustituir las viejas condiciones de opresión por otras nuevas (sustituir una clase dominante por otra), sino de la emancipación de un contexto de relaciones de explotación.
Con respecto a Alba Rico sólo quiero decir que son muchas las asociaciones que orbitan en torno a su discurso de "las Primaveras árabes": el problema está en que donde ellos ven pueblo yo veo mercenarios. La pregunta es: ¿cómo debe relacionarse la izquierda, el movimiento obrero, a partir de ahora con organizaciones como Corriente Roja, IA, IU, que están defendiendo las primaveras de los pueblos árabes y legitimando con ello, a su vez, la intervención imperialista?
Salud compañeros.