sábado, 21 de septiembre de 2013

Fue una lástima

La Casa Blanca se habría librado pero el Pentágono probablemente no. Como somos humildes nos hubiéramos consolado diciendo aquello de "menos da una piedra" o "better than nothing" que, creemos, es su equivalente en inglés.

RT.- Una bomba termonuclear de cuatro megatoneladas estuvo a punto de explotar en Carolina del Norte en 1961 cuando cayó accidentalmente de un avión, según rezan documentos recién desclasificados.

Un documento secreto, obtenido por el diario británico 'The Guardian' bajo la Ley de Libertad de Información, revela que la Fuerza Aérea de EE.UU. perdió el control de una bomba de hidrógeno que en el caso de explotar habría sido 260 veces más potente que el dispositivo que devastó a Hiroshima. 

Los materiales de archivo mencionan dos bombas de hidrógeno Mark 39 que cayeron accidentalmente sobre Goldsboro, Carolina del Norte, el 23 de enero de 1961, apenas tres días después de que el presidente John Kennedy pronunciara su famoso discurso de investidura.

El accidente ocurrió cuando un bombardero B-52 cayó en picado. Una de las bombas se comportó exactamente como un arma nuclear debe comportarse durante un acto de guerra: su paracaídas se abrió, activando los mecanismos internos.

Parker Jones, un ingeniero jefe de los laboratorios nacionales Sandia, responsable de la seguridad mecánica de las armas nucleares, encontró que de los cuatro mecanismos de seguridad, diseñados para evitar la detonación accidental, tres no funcionaron correctamente. Cuando la bomba cayó a tierra, una señal de disparo se envió a la central nuclear del dispositivo. Solamente el interruptor de tensión evitó el desastre. 

Sus consecuencias letales podrían haber afectado a Washington, Baltimore, Filadelfia e incluso la ciudad de Nueva York, poniendo a millones de vidas en riesgo. 

"La bomba MK 39 Mod 2 no tuvo un sistema de seguridad adecuado para cumplir con su papel en el B-52," concluye Jones. 

En total, los periodistas de 'The Guardian' descubrieron que al menos 700 accidentes "importantes" e incidentes relacionados con 1.250 armas nucleares se registraron entre 1950 y 1968.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que demuestra es que estan comiendocaca y jugando con fuego desde un inicio y muy calladitos en el pais de la libertad de prensa.

El riesgo es hoy aun mayor, el consumo de alcohol se ha por lo menos triplicado, hasta las mujeres andan borrachas y las drogas ya ni hablar ya que medio mundo hace negocio con el vicio nacional estadounidense.

Y todo en manos de fanaticos religiosos.