martes, 22 de octubre de 2013

¿Gibraltar español? Hay que ser bruto para gritar eso

Si Gibraltar es español lo será poco para los oligarcas españoles y un bastante más para los obreros que tienen que soportar grandes colas expuestos a perder su trabajo porque a Fofito Margallo le sale de los cojones, y porque obedece las órdenes de las grandes fortunas que lo hicieron ministro. Buques de Acciona (antigua Trasmediterránea) se reparan en el Peñón.

Grandes cargueros y ferris de alta velocidad  son enviados por Trasmediterránea, antigua naviera española de bandera, hoy propiedad de Acciona, a hacer sus reparaciones en Gibraltar. Allí la factura, de un mínimo de 10.000 euros por día, no suma impuestos. 

Encargos millonarios de la que un día fue empresa pública pasan ante las narices de miles de parados del sector naval, mientras Acciona obtiene contratas de obras por toda España: en lo que va de mes, 32 millones de euros en adjudicaciones.

Los símbolos de Castilla y León lucen, visibles desde el muelle, en el escudo que lleva en su enorme proa el Super-Fast Baleares, un carguero de 185 metros de eslora, tan alto como un edificio de siete pisos. El pasado día 3, cuando se hicieron las fotos de este reportaje, ese buque de la compañía Trasmediterránea esperaba a entrar en dique seco para reparaciones. Al lado, su gemelo Super-Fast Galicia. Ambos con el rojo y blanco corporativos de Acciona, la firma constructora, energética y de servicios dueña de Trasmediterránea. Cuando los dos buques se encajonan en el dique, un hormiguero de obreros, grúas y pequeñas máquinas se activa a babor y estribor. Podría tratarse de una escena corriente del sector naval español… si no fuera porque esto es Gibraltar.

La mano de obra y las instalaciones son peores en el astillero Gibdock (esto es la nota patriótica del articulista, N. de E.) que en cualquiera de los públicos o privados españoles, pero la ventaja de ahorrarse el IVA lleva las reparaciones de navíos españoles al Peñon. Los trabajadores gibraltareños, muchas veces desprotegidos de derechos básicos (de esto hay que reírse ¿habrá visto el articulista cómo se trabaja en España? N. de E.), trabajan a destajo mientras que en la Línea de la Concepción el paro no deja de crecer

Interviu

No hay comentarios: