jueves, 24 de octubre de 2013

La prisa que el régimen se da en publicar datos sobre el empleo...

... es la misma que no se da en aportar datos sobre los niños que pasan hambre. Un colegio de Pontevedra dará meriendas con alimentos donados

Responder a necesidades básicas de los menores que se están detectando en las aulas. Fue lo que llevó a la asociación de padres de alumnos de un colegio de Pontevedra a remitir una circular a las familias pidiendo su colaboración para crear un banco de alimentos en el centro. El objetivo, disponer de productos no perecederos como galletas o zumos individuales para dar meriendas. Está en marcha en el CEIP A Xunqueira II, donde estudian unos 378 niños de infantil y primaria.

El presidente de la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA) del centro, Carlos Santiso, explicó ayer que la comunicación se envió a los domicilios el pasado viernes. «Solicitamos la ayuda a un centro comercial, que nos dijo que sí, y pensamos también en aquellas familias que pueden aportar su granito de arena. La idea es poder montar un banco de alimentos en el centro con productos que aguanten para que los niños con necesidades puedan merendar», señaló.

El director del colegio A Xunqueira II está al tanto de la iniciativa de los padres y conoce cuáles son los menores que tienen esas carencias en su alimentación. «Nadie tiene que enterarse de quiénes son o dejar de ser esos niños, pero sí hay que actuar cuando se detectan esas necesidades. La gente es bastante solidaria, y dinero no habrá, pero seguro que la respuesta será buena», apuntó Carlos Santiso.

En el caso de este colegio público situado en las inmediaciones del campus de la ciudad también se han detectado familias que tienen dificultades para poder pagar el comedor escolar, que cuenta con unos 70 usuarios de media. En concreto, según datos que maneja la ANPA, son ocho los menores afectados, y tres de ellos tienen cubierto el servicio a través de una beca que concede la Federación Provincial de ANPA (Fanpa) de Pontevedra. «A mí se han dirigido varios padres que tienen esta problemática», subrayó el presidente de la ANPA de A Xunqueira II. El caso más conmovedor es el de un padre en paro al que concedieron una beca de comedor para uno de sus dos hijos y que tiene que ir a buscar al otro al colegio. «Me contó su caso y me dijo que estábamos haciendo un gran esfuerzo y que le gustaría hacerse socio de la asociación, pero que no podía pagar los 15 euros», comentó Carlos Santiso. «Habrá que buscar una solución para que ese niño pueda comer en el comedor con su hermano», sentenció.

Becas para comedor

Para la Fanpa, el banco de alimentos para dar meriendas que promueve el colegio A Xunqueira II es una «bonita iniciativa» que demuestra que desde hace dos años es cada vez más acuciante el problema que tienen muchas familias para poder alimentar a sus hijos. El presidente de la Fanpa, Alberto Pita, afirmó que las peticiones de becas de comedor siguen aumentando y «estamos rozando ya el límite de nuestras posibilidades». El coste del comedor es de 3,58 euros por día e incluye también actividades. La Fanpa, directamente y junto a los Servicios Sociales del Concello de Pontevedra, concede un máximo de 85 becas gratuitas de comedor. «No podemos sustituir en todo a las familias, pero seguro que surgirán más iniciativas solidarias como esta mientras no salgamos de la crisis», remachó Alberto Pita.

La Voz de Galicia


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto por desgracia no es un mal endémico que solo ocurra en el estado español o en alguno de sus pueblos o naciones sin estado. Por desgracia empieza a ser común en casi todas las sociedades capitalistas de todos los hemisferios. No hace mucho saltaba a las portadas de los medios británicos, la iniciativa de profesores que hacían un banco de alimentos en Reino Unido para alimentar a sus alumnos. Se dieron cuenta que sus alumnos rendían mucho menos en sus estudios últimamente, comprobaron que se debía a la mal nutrición, más evidente cuanto más precario económicamente era el entorno familiar de los alumnos. Triste realidad y más sombrío futuro el de los hijos de la clase obrera en el capitalismo.

Anónimo dijo...

Bueno viviremos en un mundo de caridad cristiana, se debe esperar que un alma piadosa se conmueva y nos de el pan nuestro de cada dia.

Quizas algunos piensen vivir así, que no es vivir.

Lo del desempleo, a falta de poder crear trabajo o el matar a la poblacion excedente, pues sencillamente se maquillan los números, para que parezcan mas sexy como dicen los gringos que son especialistas en esto.