martes, 29 de octubre de 2013

Tranquilos: no habrá mezcla con los pobres

Ante el peligro de derrumbe de un colegio público madrileño han decidido trasladar las clases a un pabellón vacío de un centro escolar concertado. Vean la circular emitida por el director de dicho centro.



Ya sabemos, pues, por qué no se oponen (poderoso caballero es Don Dinero) pero aún hay más. Los niños no se mezclarán ni siquiera en el recreo y las familias "afectadas" obtendrán en compensación por las manchas que deberán (suponemos) desprender los niños pobres, una rebaja en la cuota mensual que pagan.


8 comentarios:

Anónimo dijo...

no..no dice eso, mentiroso demagogo.
A ver, palurdo ignorante. En un colegio concertado NO se paga.
Hay niños de todos lados. Mi hijo va a un colegio concertado con niños de varios sitios..y "pobres", de los que te gusta sacar en tus noticieros.

¿Donde dice lo del recreo?...además, hay una cuestión de ESPACIO.
¿Sabes que cada niño en el recreo debe de tener un espacio mínimo?

Desde luego, eres vomitivo TÚ y tu manipulación de imbéciles.

Anónimo dijo...

Vamos a ver pedazo de troglodita Anónimo de las 14:44... Tú sí que no tienes ni idea de lo que es un colegio concertado, ergo, no tienes ni pajolera idea a que tipo de colegio va tu hijo...

Te pongo la definición de colegio concertado...

"Colegios Concertados: Son centros de naturaleza privada (no creados por la administración) pero subvencionados en gran medida por la Administración Central. Tienen libertad de gestión con una adaptación a ciertos condicionantes establecidos por el gobierno como límite de alumnos por clase, fechas, admisiones etc. Financian parte de su oferta con las subvenciones y otra con los pagos de los padres."

Ahora ya sabes lo que es un colegio concertado... o sea, SÍ QUE SE PAGA...

Desde luego, vaya padre que estás hecho, no sabes ni a que tipo de colegio asiste tu hijo....

el parado enmascarado dijo...

En realidad lo que quería decir el de las 14:44 era colegio concentrado, como los campos de concentración, -claro por eso van "pobres"- y no concertado que eso es otra cosa. El anónimo de las 14:44 manda a su niño a un colegio concentrado por eso está tan agresivo el pobre que parece una victima del terrorismo de ETA, -no es para menos- pero en realidad lo que es es una victima del terrorismo económico y a lo que se ve ni sea enterado todavía.

JM Álvarez dijo...

14:44

Seguro que tus hijos van al colegio? pues espero que aprendan a leer porque tú no tienes ni puta idea

¿Dónde digo yo que lo dice la circular? Es obvio que no,tonto laba.Pero lo del recreo es cierto.

Ya sabes el colegio que es solo tienes que ir allí y preguntar a los niños discriminados. Tu no eres vomitimo eres un pobre imbecil.

Aqui no manipulamos, no somos los franquistas de la AVT

Anónimo dijo...

Otra estafa, la de los colegios concertados. En primer lugar, en los colegios concertados se paga, gastos de edificio y materias que no son obligatorias. En segundo lugar hay separación, algunos separan por sexos y en todos se separa porque no fomentan la integración al no contar con profesores de apoyo para niños de otras nacionalidades o lenguas. Los concertados incumplen la Ley Orgánica de Educación 2006 que equipara colegios públicos y concertados. Pese a ser financiados con dinero pública en casi la totalidad de gastos, eligen a los profesores a dedo sin concursos de méritos-igualdad y publicidad que exige la normativa. No reúnen la mayoría los requisitos mínimos que marca R.D. estatal. Además suelen ser reticentes a firmar los convenios colectivos del sector.

Anónimo dijo...

"El parado enmascarado"...

Muy bueno el juego de palabras, aunque dudo mucho que el troll de las 14:44 haya entendido algo...

ATILA dijo...

Se nota que sois de colegio público, de los malos.

Y alguno tampoco tuvo profesor de apoyo, por lo que se ve.

ay señor.
En cambio, los de colegio privado somos ..otra cosa.

Sebastian dijo...

Coño, Atila... ¿Lo de colegio privado "sois otra cosa"?.

Pues viendo tus comentarios ,que "rebosan cultura y buenas maneras" por los cuatro costados, nos callamos ante la evidencia.