sábado, 30 de noviembre de 2013

Central nuclear, versus domicilio particular

Treinta millones de euros, versus sesenta millones de euros.

Hagamos el esfuerzo de comparar nuestra vivienda habitual con una central nuclear. Difícil imaginar en qué se puede parecer un hogar a una planta atómica de producción de energía, a no ser que a efectos de la Administración sean igual de peligrosas llegado el caso extremo de que cometan una infracción grave o muy grave.

Al menos eso es lo que se extrae del análisis de la normativa vigente en España. Una fuga radiactiva puede ser constitutiva de infracción muy grave y, como tal, su propietario (una gran eléctrica que gestiona un gigante que genera grandes beneficios anuales) puede recibir una multa máxima de 30 millones de euros.

Si un hogar que tenga placas solares para autoconsumo (la electricidad no consumida se vierte a la red a cambio de una compensación económica) no tiene registrada y legalizada la instalación, en el caso más extremo que recoge la normativa, podría recibir una multa de 60 millones de euros (sí, de euros, no de pesetas).

vozpopuli.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Con lo que esta sucediendo en Espana ya las gentes debían estar alzadas en armas en las lomas mas cercanas.

Es verdad que el tratamiento Drogas-Sexo y Rockandrrol destruye a los pueblos.

Mis condolencias.

Anónimo dijo...

el tratamiento es flúor en el agua y chemtrails además.....

JM Álvarez dijo...

...ademas de la intervencion de la oligarquia armada con sus gorilas de azul y de caqui aunque gual eso tambien es un "invento"