viernes, 29 de noviembre de 2013

Coincidimos con el periodista Will Potter

Y no sólo porque entendemos que objetivamente lleva razón, también porque no somos pesimistas, la antesala del reaccionario derrotismo, del manido "no hay nada que hacer". A saber por qué algunos riegan constantemente ese lamentable mensaje y no el de la organización y acumulación de fuerzas. Will Potter: "El poder está aterrorizado por el potencial de los movimientos sociales"

"La mayoría de los activistas de este país no van a ser perseguidos por la ‘Ley de Seguridad Ciudadana', pero la intención es asustar a los ciudadanos, lograr que se mantengan en silencio", asegura el conocido periodista e investigador, que denuncia la criminalización de los movimientos sociales.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

El poder no puede estar aterrorizado porque no existe el partido de la clase obrera, así que toca irlo construyendo ¿no?

Tanto unos los derrotistas, como otros, como tú JM que dices (mintiendo) que esta es la "crisis final", flaco favor hacen.

Ni con derrotismo, ni con mentiras se llega a ninguna parte.

Saludos.

JM Álvarez dijo...

Hombre, puedes llamarme futúrologo si quieres pero mentiroso... el tiempo dará y quitará razones, aun recuerdo cuando en 2008 nos dijeron que esto se acababa en 2010, despues que si 2014, hoy hablan de 2020 e incluoso hay analistas que lo llevan hasta 2030 y otros que dicen que sea cuando sea, la vida no volverá a ser igual... claro que no, antes el socialismo los barrerá a todos

Para mentirosos esos como tú que dicen "no hay nada que hacer" para que la agente no haga nada

El Kapitán VK dijo...

JM, que esta vez difiera de la posición que sostienes no quiere decir que no estime el discurso general del blog. Estoy de acuerdo con Anónimo en el sentido de que no pienso que haya un final de la historia: la naturaleza social (meterialista) de la historia y la economía imposibilita atribuir un caracter predictivo al marxismo. Esto no quiere decir que el capitalismo no pueda ser superado por la intensificación de las contradicciones inherentes a su desarrollo (caida tendencial de la ganancia), sino sólo que no podemos predecir con certeza que vaya a suceder (no podemos predecir ni cuándo ni que orientación tomará dicha superación). El caracter de la concepción materialista de la historia y de la economía marxianas es exclusivamente (como el de todas las ciencias sociales no idealistas) explicativo, es decir: es una herramienta de análisis de un extraordinario valor, y es en este sentido en el que hay que utilizarla. Un buen conocimiento de la formación social concreta es imprescindible si se quieren establecer vías definidas y efectivas para sustituir la base económica. El materialismo y la dialéctica no nos permiten predecir el futuro, sino explicar el pasado y el presente, para tomar fuerza (organizar el proletariado)a partir de las experiencias históricas y construir el futuro sobre la base de la colectivización de los medios de producción.
No creo que esto sea derrotismo (lo que yo digo, las intenciones de Anónimo no las sé) y no creo tampoco que vaya implícito en ello un argumento que abogue por la parálisis del movimiento obrero en favor de performances (¿?) y payasadas tan innovadoras como espontaneas, sino -literalmente- todo lo contrario.

Anónimo dijo...

JM construir el partido de la clase obrera no es derrotismo... y siento decirte que en las redes sociales no está dicha clase (o al menos no está la inmensa mayoría de ella).

De acuerdo con el Kapitán VK.