sábado, 23 de noviembre de 2013

¿De Madrid al cielo? ¡De Madrid a la multa!

Organizaciones sociales denuncian que la nueva norma de convivencia ciudadana madrileña ataca a los colectivos más desprotegidos. A la que habría que multar con un gulag de por vida es a la Botella.

Escupir en la calle: hasta 750 euros de multa; ir en monopatín en zonas no destinadas a ello: hasta 750 euros; ofrecer servicios de limpiaparabrisas a los conductores de vehículos: hasta 1.500 euros. 

El borrador de la nueva Ordenanza de Convivencia Ciudadana de Madrid ha añadido al catálogo de conductas sancionables un sinnúmero de acciones que hará más difícil salir a la calle y volver a casa sin una multa.

Entre las novedades de la norma municipal, que será aprobada previsiblemente a principios del próximo año, destaca el castigo a los clientes de trabajadoras del sexo, que podrán ser sancionados con hasta 750 euros de multa en situaciones generales y hasta 1.500 cuando sea en zonas sensibles, como en los alrededores de centros escolares.

Ecorepublicano.es

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hombre lo de las trabajadoras/es se entiende....estan resentidos con sus madres

Anónimo dijo...

El pueblo espanol tiene un aguante que le ronca...como dicen en mi pueblo, por menos que eso han asesinado millones de personas en las lomas de America Latina tratando de cambiar su mundo.