jueves, 21 de noviembre de 2013

¿De qué lado debería ponerse un rector de Universidad?

El de la Universidad de Elche no tuvo dudas a juzgar por las imágenes. La policía dentro del recinto universitario y los estudiantes fuera. El mundo al revés o cosas propias de la dictadura española.

Recibido de un lector

Saludos compañero. Soy alumno de la Universidad Miguel Hernández de Elche, militante del Sindicato de Estudiantes Miguel Hernández (...)

Como sabe, se ha desarrollado en el Estado español, a nivel estatal, una jornada de huelga estudiantil contra la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa que hoy se  aprueba en el Senado. El caso que los estudiantes de la UMH (unos 40, entre militantes, simpatizantes del SEMH y compañeros/as independientes) decidimos anoche, en asamblea, llevar a cabo un encierro en el Edificio Rectorado del Campus de Elche de la universidad. La noche y las primeras horas de la mañana transcurrían de manera normal, teníamos el edificio cerrado y, desde las 6:00h de la mañana, organizado un piquete informativo en una de las puertas de acceso donde informábamos de los motivos de la huelga y del por qué nos encontrábamos allí encerrados a los trabajadores que iban llegando.

A parte de protestar contra la LOMCE(...) desde el SEMH reivindicamos el reconocimiento, por parte de la universidad, de una serie de derechos como son el de la libre asociación (recogido por la constitución, el Estatuto del Estudiante Universitario y la Ley Orgánica de Universidades) y el derecho de huelga (no reconocidos en la normativa interna de la misma). En el mismo sentido, exigíamos (y continuaremos exigiendo) una condena "oficial" por parte del Rectorado hacia la agresión fascista que sufrimos los estudiantes en el piquete informativo del 24 de octubre pasado que desarrollamos con motivo de la convocatoria estatal de huelga en defensa de la educación pública. Un número de entre 7 y 8 neonazis, nos agredieron física y verbalmente, lanzándonos sillas y arrasando a su paso con nuestras pancartas, aprovechando un momento de reflujo, cuando menos gente estábamos en el piquete (14:00 - 14:30 de la tarde).

Volviendo al tema, el caso es qu 8:15h - 8:30h hacía su aparición el Vicerrector de estudiantes y deportes. Lejos de tener (como otras veces, cuando nos encerrábamos en el aulario principal) una actitud conciliadora, se mostraba agresivo, instándonos a dejar pasar a la gente al edificio bajo la amenaza de que en 5 min avisaría a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (perros) para que desalojasen y nos abriría un expediente disciplinario. Ante nuestras reivindicaciones, centradas en la garantía por parte de la universidad del derecho constitucional de los estudiantes a crear asociaciones o sindicatos, respondía con ambigüedad, diciendo que agotásemos las vías "institucionales" cosa que, tras tres años reclamando lo mismo, ya hemos hecho, y el libre derecho de asociacionismo sigue sin contemplarse. El caso es que, transcurridos 5 min de improductiva conversación, tratando de desvirtuar el motivo de la protesta y del encierro, la amenaza de que los perros llegarían en pocos minutos seguía en pie, pues los estudiantes, obviamente, decidimos continuar con nuestro encierro hasta que no consiguiésemos hacer efectivas nuestras reivindicaciones.

A las 9h, 30 min después aparecía la policía nacional (por orden directa del Rector), de 10 a 15 agentes que, en plan conciliador, nos instaban a "deponer" en nuestra actitud y desalojar el edificio "por las buenas, de forma voluntaria" o "por las malas". El policía mediador llegó a decirnos: "Yo no estoy aquí para defender vuestros derechos, estoy aquí para desalojaros". Para nuestra sorpresa, no solo eran estos 10 o 15 agentes, sino que fuera aguardaban tres docenas más ataviados con armas de fuego, porras y herramientas para cortar las cadenas con las que impedíamos que las puertas pudieran abrirse. Ante tal panorama, no nos quedó más remedio que proceder a dejar pasar al personal al edificio. 

Los primeros en hacerlo son los perros del Estado, que nos instan a la treintena de estudiantes a ponernos cerca de la pared para "facilitar el tránsito de las personas". El último en entrar es el Rector, Jesús Tadeo Pastor Ciurana, tres años sin dar la cara, sin darnos respuestas, y la única vez que lo vemos es rodeado por una quincena de perros, sin mediar palabra, y entrando en el edificio al grito estudiantil de: "¡libertad de expresión, libertad de asociación!". El caso es que, tras esto, y por orden expresa del Rector, el edificio se puebla de policías (del orden de 50) y los estudiantes somos, uno a uno, identificados e "invitados" a abandonar el edificio de forma ordenada. Una vez fuera del edificio, observamos como el parking del Rectorado se encuentra tomado por los perros del Estado, contamos 6 lecheras (furgonetas), junto a sendos coches y todoterrenos de la policía nacional. Esperamos a que terminen las identificaciones y salgan todos los compañeros y nos dirigimos al aulario a llevar a cabo una asamblea para valorar posibles acciones de las que informaremos a lo largo de esta y la semana que viene(...)

De momento, y eso es seguro, el Rector ya tiene la lista negra que quería, con los nombres y apellidos de los estudiantes que tenemos conciencia de clase, que luchamos por nuestros intereses, que nos movilizamos y que defendemos una educación pública, de calidad, gratuita y democrática. Seguiremos luchando por nuestro legítimo derecho de asociación, por nuestro derecho a huelga y denunciando la actitud fascista de un Rector que, emulando a los cachorros neonazis que el 24 de octubre nos agredieron física y verbalmente, hace uso de la violencia institucional, vía perros del Estado, para amordazar a los estudiantes que luchamos, no nos resignamos y seguimos luchando.

¿De qué lado de la barricada se hubiese puesto hoy Miguel Hernández, poeta al que la universidad abstrae de su condición de comunista, republicano y antifascista? Seguimos el ejemplo del compañero Miguel, somos los hijos y las hijas de Miguel y, como Miguel, vamos a luchar por lo que es nuestro, de nuestra clase, la clase obrera.

PD: En adjunto le envío una foto del Rector escoltado por los perros del Estado, a la espera de los videos y demás fotos que tenemos de la jornada y de la crónica oficial.


No hay comentarios: