miércoles, 27 de noviembre de 2013

El equipo del "pueblo"

Es cierto que prácticamente todos los equipos de fútbol que alguna vez representaron algo se han desnaturalizado casi por completo. El Real Betis Balompié es tan "popular" como pueda serlo la "princesa del pueblo" Belén Esteban. Lo primero que tendría que hacer la "proletaria" directiva es borrar la palabra real de su nombre y después denunciar la presencia de hinchas nazis en sus filas que insultan a sus propios jugadores por ser negros. Con todos nuestros respetos hacia los aficionados honestos de ese club, una cosa es ser del pueblo y otra, ser del lumpen aderezado con 4 neonazis.

Durante el derbi entre el Sevilla y el Betis del pasado domingo varios ultras béticos profirieron sonidos racistas contra el jugador brasileño Paulao. En su camino hacía el túnel de vestuarios el jugador,  negro, tuvo que escuchar como aficionados de su equipo imitaban a un orangután. Incluso alguno hizo el saludo fascista.

Entre esos aficionados se encontraba Ángel Castro, delegado de Respuesta Estudiantil en la Universidad de Sevilla, entre otros miembros de esta organización que han aparecido en imágenes de televisión.

Con barba en la calle, sin barba en el Estadio


2 comentarios:

Anónimo dijo...

En definitiva el racismo callejero se justificaba y se hacian los tontos, pero si ya no respetan ni a las celebridades, pronto volveran los mercados de negros y negras.

Al parecer los negros ni invaden paises, ni tienen bombas atomicas y solo matan por decision de los blancos...... es decir son demasiado mansos para el mundo de hoy.

Seguro que esos que los desprecian son inferiores en todo los valores verdaderamente humanos.

Sorge dijo...

Es muy lamentable,los suporttes sur tienen hasta cuarto en el estadio, se cambiaron la chaqueta de abertzalismo a nazis cuando entro Lopera, ahora no se atreven a quitarle los privilegios, hasta pararon un entrenamiento para pedirles cuentas al entrenador.
Sobre lo de "popular" pues la demagogia la tienen todo, el eterno rival de la ciudad que no tiene puesto lo de real en el nombre, tiene como presidente a quien fue la promesa de la extrema derecha, se codeaba con Blas Piñar. Aunque los biris si son antifascistas.