lunes, 25 de noviembre de 2013

El titular del día

"Reñidas elecciones", Canal Sur Televisión de Andalucía sobre los comicios celebrador ayer en Honduras.

A continuación, Canal Sur subtituló: "los dos candidatos se atribuyen la victoria".

¿Se imaginan un titular similar si en lugar de esa Honduras de  gorilas donde manda el embajador-embajadora de EEUU, se tratara de Venezuela o Bolivia por poner dos ejemplos?

En cuanto a lo que está sucediendo en Honduras ya expresamos nuestro temor sobre lo que se avecinaba, recogiendo esta noticia

En fin. Vencerá el hijo puta amigo americano, lo cual nos lleva a la siguiente conclusión: A  no ser que las candidaturas populares vayan "tapadas" en el sentido de ocultar a los millonarios su auténtico programa, es imposible lograr el Gobierno (y posteriormente el poder) en innumerables países, entre ellos España, porque por la vía "democrática" burguesa ni las burguesías nacionales ni las oligarquías (nacionales e internacionales) lo permitirán y menos aún en unos tiempos en los que han entrado en proceso de extinción empujados por su propio Sistema.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Espero que los lectores de este interesante blog tomen nota de noticias como la que se comenta a continuación y que NUNCA se publican por la prensa burguesa y manipuladora:
Pandillas negras que dejan “fuera de juego” a blancos solos

El asunto no es nuevo, pero solamente ahora está llegando a los titulares de esa prensa que agitó el caso Trayvon Martin hasta la saciedad. Aquí, el diario de “la derecha de toda la vida”, nos cuenta que su muerte ha reabierto el conflicto racial en los EE. UU. La muerte de un raterillo de conducta sospechosa por un vigilante, en defensa propia, ha puesto a los negros, agitada por los “antirracistas” habituales, en pie de guerra. No es que les haga falta, están en pie de guerra, crecidos por esos discursos “antirracistas”, omnipresentes en los medios de comunicación y las instituciones educativas.

Esa justificación académica y social de los supuestos agravios históricos, que parece que sea imposible de saldar nunca, y esa silencio de los medios sobre sus andanzas criminales les da pie a realizar todo tipo de agresiones que resultan impunes, y son además ocultadas por los medios de comunicación. Esa situación de impunidad les lleva a gloriarse de sus viles y cobardes crueldades antes las cámaras, como el “juego del fuera de juego”. Así llaman a dar un golpe a una persona blanca aislada y desprevenida para tirarle inconsciente en el suelo. Solo ahora está prestándose cierta atención.

Unos casos: En San Luis, un hombre blanco de 50 años fue atacado por un pandilla de negros, el alcalde fue testigo, pero la fiscal ha decidido no presentar denuncia. Un simpático negrito, víctima por supuesto de la esclavitud, reconoce haber participado en 300 ataques; la misma fiscal de antes considera que probablemente exagera. Aquí nos presentan un caso en el que la toda prensa evita mencionar la raza de los atacantes y las víctimas. En Washington, hay referencias a otros casos parecidos.

La cosa está poniéndose seria, sobre todo después de que un judío ultraortodoxo haya sido víctima de un ataque, lo que convierte al juego en una práctica “antisemita”, lo que cambia inmediatamente la consideración de los medios de comunicación.