miércoles, 27 de noviembre de 2013

Eslogan

Caminando por la ciudad ha llamado mi atención un eslogan de esos que tienden a "concienciarnos". Dice así: "El contrabando de tabaco pone cigarrillos en las manos de nuestros hijos. A mí me importa" 

Perverso e interesado eslogan habemus. Por lo visto con la venta legal de tabaco éste no llega a manos de nuestros hijos, sólo lo hace a través del contrabando.

A mí me importa también que la cocaína y todo tipo de drogras sintéticas, caigan en manos de nuestros hijos. También que haya gente sin trabajo y que por esa circunstancia tenga que contrabandear tabaco o papas con tomate. Les agradezco que en lugar de asesinar a cualquiera (a un rico me la trae al pairo) para robarle, opten por esa otra opción.

A mí me importa y me molesta que utilicen un eslogan para venirnos a decir, de manera sibilina, que parte de los males del país provienen del contrabando de 4 cartones de tabaco que salen... seguramente de Gibraltar. 

Y ya que salió a relucir el Peñón, por mucho que el ministrillo Fofito Margallo insista en dar por saco, Gibraltar es de sus habitantes porque llevan viviendo allí más de 300 años y si no quieren ser españoles, están en su derecho.

Finalmente también me importa que los trabajadores de La Línea sean utilizados como rehenes y encima nos los presenten como traidores "antipatriotas" porque protestan por las colas ya que les va en ello la permanencia de sus puestos de trabajo en Gibraltar. 

En fin. Que a mí no me la cuelas, monarco-franquista que riegas eslóganes con segundas intenciones. 

Imágenes de la frontera entre La Linea y Gibraltar. Tienen hasta encapuchados. Esta España fraquista es tenebrosamente ridícula.


1 comentario:

Anónimo dijo...

En algo se deben entretener los representantes del orden, lo que si no se toca es a los grandes ladrones que han llevado el pais a donde se encuentra.