jueves, 21 de noviembre de 2013

La luz al final del túnel corre peligro

En unos días se la quieren apagar a la alcaldesa de la botella y el relaxing cup of café con leche

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se enfrenta a un nuevo conflicto laboral por culpa de sus polémicos contratos integrales, pocos días después de la huelga de limpieza vial y jardinería que ha sufrido la capital a lo largo de 13 días.

Ahora, los trabajadores del alumbrado público han convocado una huelga indefinida a partir del próximo día 2 de diciembre, según han confirmado a elboletin.com fuentes del sindicato USO Madrid, que han asegurado que informarán de la protesta oficialmente dentro de unas horas por medio de un comunicado.

Desde USO se ha explicado a este diario que los comités de empresa de las compañías que realizan ahora el servicio ha convocado la huelga desde el 2 de diciembre porque justo ese día es cuando se abren las ofertas de las empresas que optan al concurso y lo hacen como "medida de presión" para evitar que se repita un situación como la que originó el conflicto laboral en la limpieza vial y en la jardinería. 

Y es que los cerca de 600 trabajadores -de los que dependen el alumbrado, los semáforos además de la iluminación y las cámaras de los túneles junto a las fuentes ornamentales- quieren garantías del Consistorio de que se van a mantener los puestos de trabajo en el nuevo contrato ya que están circulando rumores de que los recortes que ha impuesto el Ayuntamiento de Madrid a las adjudicatarias para hacerse con el servicio podrían provocar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). 

El Boletin

No hay comentarios: