martes, 28 de enero de 2014

Cuidado con los pedos (perdón)

A raíz de esta noticia quizás haya hasta quien piense utilizarlos como arma de guerra, por ejemplo bombas rellenas de gas metano.

RT.- El gas metano generado a partir de los gases intestinales de 90 vacas hizo explotar una granja alemana, dañando el techo e hiriendo a uno de los animales, dijo la policía. 

Los altos niveles de gas que se habían acumulado en la instalación de la ciudad central alemana de Rasdorf, dio lugar a "una carga eléctrica estática causada por el gas” que desató en un pequeño incendio. Una vaca fue tratada por quemaduras. 

2 comentarios:

Astronauta en paro dijo...

La mierda de la depredación y ambición capitalista y su maltusianismo social (porque somos muchos y unos pocos lo tienen todo, por lo tanto sobramos) disfrazado de falso ecologismo guiado en el jet de Al Gore y su efecto invernadeo. Yo me acuerdo la granja de mi abuelo, ¡qué leche! y qué leches, no olía tan mal la bosta de vaca, no como ahora que tienes que entrar con máscara de gas. ¡Qué abonos naturales aquellos!, que productos salían de la huerta. Ahora con los pastizales alterados químicamente para crecer más rápido y piensos químicos producen más metano que millones de coches. Es que hay más de mil quinientos millones de vacas sobre la tierra, la mitad de la población humana depende su alimentación de las vacas...y sobramos.

Patricio Moya dijo...

Bue, la que se está armando y nosotros papeando aire: tiempo atrás la venganza marítima sobre Japón, antier los perros listillos de Moscú, ayer los plumíferos del vaticano, ahora ... vacas locas (sunnitas?)en Alemania.
Alguien vé el hilo de la trama?