martes, 28 de enero de 2014

El franquismo que el PP no condena

Durante la dictadura de Franco los republicanos desvalidos eran encerrados en manicomios. La terapia no debió ser muy efectiva porque siguiendo el hilo de la cuestión, hoy gran parte de la población española debe estar loca de atar. El el único cuerdo es Juan Carlos, el hijo de Franco.

El psiquiatra Juan Sánchez revela que en el psiquiátrico sevillano de Miraflores muchos carecían de ficha y "no menos de un 10 por ciento" ingresaban con el diagnóstico en blanco: no estaban locos, eran sencillamente republicanos.

La asistencia psiquiátrica durante el franquismo era "pervertida y deshumanizada" y estuvo marcada por una "sordidez extrema", en palabras de Juan Sánchez Vallejo, médico psiquiatra que ha escrito el libro ‘La locura y su memoria histórica' (Ediciones Atlantis), en el que analiza la evolución de la especialidad en España desde el franquismo hasta hoy, al tiempo que recuerda a los enfermos mentales a quienes la dictadura arrinconó en manicomios como desechos humanos desprovistos de derechos (un camino parecido se ha emprendido actualmente con ancianos, pensionistas y discapacitados N. de E.)


2 comentarios:

Anónimo dijo...

algo parecido sigue ocurriendo...se esta haciendo seguimiento a aquellos que visitan esta pagina o similares como insurgente kaos despertares etc.etc.perfectamente legales dado que de no serlo ya habrían sido cerradas.Es el pensamiento único...o de lo contrario puedes ser considerado terrorista disidente o cualquier otra cosa ...lo que confirma la sospecha que muchos tenemos ...que es lo que esta preparando el gobierno fascista?un golpe de estado?
se meten en los correos electronicos pinchan telefonos y hacen seguimientos....y todo esto pagado con nuestro propio dinero...
que pasa con los derechos humanos y constitucionales?

Sebastián dijo...

Yo vivi cerca de un manicomio que habia en mi barrio.
Y vi cosas, respecto al estado de los internos en el descanso, que eran un escandalo.

Ahora se ha reconvertido: es la sede del distrito y un cuartel de la guardia urbana.

Ya ves, quitan los enfermos mentales y ponen concejales y policias. Los inquilinos no han cambiado gran cosa... jajaja.