viernes, 31 de enero de 2014

Margallo tienes un problema (otro más...)

Nada ha tenido que ver la manifestación que se ha llevado a cabo en la tarde de hoy con respecto a la que se llevó a cabo hace unos meses dentro de Gibraltar. La poca publicidad y las condiciones climatológicas jugaron entonces una mala pasada. 

Esta tarde la respuesta ha sido mayor que en aquella ocasión, y se calcula, por parte de la propia organización, a cargo de la Plataforma ‘Por una Frontera Humanitaria’, que han sido cerca de mil personas las que han acudido a esta protesta, aunque como es habitual, comenzará el baile de números dependiendo del punto de vista y los intereses de quien lo mire.

Ha comenzado a las seis de la tarde, y han acudido vecinos, políticos y empresarios de ambos lados de la Verja. Se ha colocado un atril, sobre el que se han subido algunas de las personas que forma parte de esta iniciativa, como es la Asociación de Trabajadores en Gibraltar ASCTEG. Salvador Molina ha sido uno de los presentes en el acto junto a su portavoz JJ Udeda. Han estado personalidades como la alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo (PSOE) y Angel Villar (PA), cuyos partidos habían mostrado ya con anterioridad su apoyo a esta protesta. Su compromiso ha quedado plasmado con la presencia en el acto.

Además ha estado presente la Asociación de la Pequeña y Mediana empresa (APYMELL) que es otro de los grandes perjudicados por las colas, ya que se ha producido un importante descenso de ventas en la ciudad a tenor de los problemas de los gibraltareños para salir, y por tanto hacer las compras en la ciudad como ha sido tradicional.

Uno de los carteles que se podía leer en la tribuna podía de forma clara “políticos inhumanos” mientras que otra, más centrada, decía “no juguéis con el pan de nuestros hijos”.

Han ido tomando la palabra diferentes representantes en un acto que ha durado casi 45 minutos. Se ha realizado una campaña de divulgación que ha tenido mayor respuesta que las anteriores, aunque aún está lejos de ser un reflejo del problema que padecen 6.000 trabajadores españoles que acuden a diario a la colonia a trabajar. Hubiera sido lógico que visto el problema que padecen los vecinos que acuden a trabajar, hubiera sido mayor la respuesta.

La Línea Digital


1 comentario:

Anónimo dijo...

A Margallo debería importarle un pimiento que Gibraltar sea español, britanico o chino. Lo que si debería importarle es que sea un paraíso fiscal, centro de blanqueo de dinero y una sanguijuela del Campo de Gibraltar