jueves, 30 de enero de 2014

Seguimos creciendo

La economía española "creció" el 0,3% en el cuarto trimestre del año pasado, pero también crecen otras cosas como los suicidios por la crisis. La cosa va bien, muy bien... para los ricos.

La Asociación Española de Psiquiatría Privada (Asepp) ha advertido este miércoles de un repunte de la tasa de suicidios en España desde los 10 casos por 100.000 habitantes que se registraban hace tres décadas hasta los 15 casos actuales, un aumento del 50% que se ha producido de forma progresiva, y que se ha agravado como consecuencia de los efectos de la crisis económica.

El presidente de la Asepp, Salvador Ros, ha recordado que España sigue alejada no obstante de las tasas de países eslavos o nórdicos -en Hungría la tasa es de 40 casos por 100.000-, y a pesar de que el suicidio tiene que ver con múltiples factores, ha subrayado que la crisis y sus consecuencias están actuando como un “factor precipitante” de esta situación.

La pérdida de las ideologías, la desestructuración de los grupos sociales, las crisis de identidad y el rechazo a la ancianidad son algunos de los motivos de este repunte, ha indicado Ros, lo que junto con un aumento de la desesperanza y los trastornos afectivos por consecuencia directa de la crisis hacen prever que, más allá del aumento de la patología psiquiátrica, se intuya un aumento “dramático” del número de suicidios.

Ros ha recordado que, en el caso de Catalunya, cerca de un 13% de la población por encima de los 15 años tiene algún tipo de trastorno mental, y de todos ellos un tercio los experimentará a lo largo de toda su vida, en un contexto en el que la población realiza sobreesfuerzos inéditos y, por ejemplo, intenta limitar al máximo el número de bajas laborales.

La Asepp celebra entre este jueves y sábado en Sitges (Barcelona) su VI Congreso Nacional, con la participación de unos 500 psiquiatras –en España existen unos 1.500 profesionales de este tipo–, una cita en la que se celebrarán sesiones científicas, cursos de formación, reuniones empresariales y se presentarán novedades terapéuticas, como un fármaco antipsicótico que se inhala y que está previsto que esté en el mercado a partir de febrero de 2014.

La psiquiatría privada representa un 30% del total de la psiquiatría española –un 40% en el caso de Catalunya–, ha recordado el presidente del congreso, Antonio Arumí, quien ha apuntado a que la crisis ha provocado un ajuste de las tarifas y una disminución de las visitas continuadas de pacientes en tratamiento que se encuentran bien, aunque ello ha quedado compensado por un crecimiento de las primeras visitas.

El vicepresidente del congreso, Josep Ramon Doménech, ha señalado también que la principal emergencia a la que se enfrenta la psiquiatría es la cronicidad de las patologías, y ha apuntado que, aunque el número de urgencias se ha mantenido, la gravedad de las descompensaciones psicológicas es cada vez más elevada.

Alertadigital.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

En definitiva esas muertes ni importan ni preocupan a nadie, por todas partes el sistema esta diciendo sobran varios millones de personas por lo tanto bienvenidos los muertos que ayudan a mejorar la imagen del país.

Antes estas situaciones se resolvían con una guerrita o guerrota ahora no se puede, hay que hacerlo como decia el emérito Don Corleone "que parezca un accidente".