sábado, 25 de enero de 2014

Varapalo de Rusia a la España Negra

En España  "hay más de 200 bandas neonazis, con un número total de 10.00 miembros”. La policía lo sabe pero no hace nada, esto lo decimos nosotros.

“En España, el uso desproporcionado de la fuerza por la policía es todavía habitual en la dispersión de las manifestaciones callejeras”. Así se denuncia en un documento del Ministerio de Exteriores ruso, presentado el jueves en Bruselas. 

El informe ofrece el punto de vista oficial de Moscú sobre la violación de los derechos humanos en los 28 países miembros de la Unión Europea. El documento, de 153 páginas, dedica cuatro al caso español.

Para justificar las acusaciones sobre los antidisturbios españoles, el texto recoge algunos casos aislados: la “detención de L. Ródenas”, durante una manifestación con motivo del 15M en Madrid, “en la que ella no participaba”; “las heridas producidas a un niño de 13 años en Tarragona, en noviembre de 2012”, y la acción que provocó la pérdida de un ojo a Ester Quintana en Barcelona, el 14 de noviembre del mismo año. (Estos dos últimos, víctimas de los Mossos D’Esquadra).

El redactor del capítulo español subraya los principales puntos negros, según él,  de nuestro país: la violencia de género y la violación de los derechos de la mujer; la xenofobia y el racismo; y la violación de los derechos de los detenidos.

La crisis económica ha provocado también, según los funcionarios rusos, un aumento de la xenofobia, a pesar –admiten-  de que “la sociedad española se caracteriza  tradicionalmente por su tolerancia”, y cita precisamente al “Movimiento contra la Intoleracia” para afirmar que hay en España “más de 200 bandas neonazis, con un número total de 10.00 miembros”.

Para ilustrar su denuncia sobre los maltratos en prisión, se pone como ejemplo el caso del “militante de ETA”, Josu Bolinaga, y se afirma que, entre 2005 y 2010, 799 presos murieron en prisiones españolas “a causa de enfermedades”. Curiosamente, cuando se refiere a ETA no la califica de organización terrorista, algo que los voceros  rusos hacen habitualmente, no para tomar partido, sino porque siempre han querido hacer un paralelismo entre las bombas de los radicales chechenos y  las acciones de cualquier otro grupo terrorista internacional.

Los otros 27 países de la UE reciben un tratamiento parecido, con apartados específicos, dependiendo de los clichés que cada uno provocan en Moscú y del grado de animosidad de la diplomacia de Putin hacia cada capital europea.

El Confidencial

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pero ese informe es de Rusia, con lo que dice si fuera el del Departamento de Estado de USA ya los muchachones de la ONU estuvieran preparando bombardeos democraticos preventivos.

Traducido, buscar matar una buena cantidad de gentes para castigar al gobierno.

Este mundo es un show, poderosos caballero es Don Dinero.