viernes, 28 de febrero de 2014

La Yunta sigue dando "cornás" privatizadoras

El sistema por el que los médicos de cabecera del Sergas (Sanidad gallega) vienen despachando desde diciembre parte de sus consultas por teléfono se extenderá a partir del 10 de marzo a todos los profesionales de atención primaria. Esto implica la ampliación de la modalidad no presencial a las áreas de pediatría, matronas, enfermería y trabajo social.

Pero lo cierto es que la extensión del servicio no es acorde a la receptividad que ha tenido hasta ahora entre los pacientes de los médicos de cabecera. Según el balance que ayer hizo público el Sergas, desde que se puso en marcha el 2 de diciembre se realizaron 116.000 consultas telefónicas. Esto representa el 5,5 % de todas las consultas de medicina familiar en ese período, cuando el departamento de Rocío Mosquera había calculado que coparía entre un 15 y un 20 %. Por tanto, su aceptación real apenas representa la tercera parte del mínimo previsto.

Esta ampliación de la consulta telefónica la abordó ayer el Consello de la Xunta, que también dio luz verde a un informe sobre las dos primeras licitaciones de aquellos 15 centros de salud que el Ejecutivo prometió construir a finales del 2012. La obra del de Panxón (Nigrán) acaba de salir a concurso con un presupuesto de 2,1 millones y un plazo de ejecución de 15 meses, mientras que la del de Galeras (Santiago) lo hará en cosa de días, con un coste de 3,5 y un margen de trabajo de año y medio. El primero dará servicio a casi 7.700 personas y el segundo, a 12.000.

La Voz de Galicia

No hay comentarios: