miércoles, 23 de abril de 2014

El ladrón enjuiciando al juez

Eso sólo ocurre en la España Negra.

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa debe volver este miércoles al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para declarar como testigo en el juicio por prevaricación contra el magistrado que ordenó encarcelarle en dos ocasiones, Elpidio José Silva. 

Antes que el exbanquero, está citado a testificar su abogado, Carlos Aguilar, que pide una pena de inhabilitación de 43 años frente a los 30 que reclama la Fiscalía para Silva, que está acusado además de dos delitos contra la libertad individual y otro de retardo malicioso de la Administración de Justicia. Antes que el exbanquero está citado a testificar su abogado, Carlos Aguilar, que pide una  inhabilitación de 43 años

La última vez que Blesa se vio frente a frente con el magistrado fue el pasado 31 de octubre, cuando mostró ante el instructor de la querella contra Silva, el magistrado Jesús Gavilán, su convencimiento de que Silva iba a encarcelarle cuando le citó dos veces la pasada primavera, ambas de manera urgente, y ordenó su ingreso en prisión con apenas veinte días de diferencia.

EFE

3 comentarios:

José dijo...

Esto que no han querido vender como "democracia" sigue siendo el mismo régimen dictatorial franquista con disfraz, si no se ha hecho limpieza ¿como van a estar todas las instituciones?, pues contaminadas y algunas podridas.-

Anónimo dijo...

¿y las organizaciones que dicen defender al pueblo? no entiendo como no se personan en la acusación como parte afectada, por mucho que sea una farsa la justicia burguesa. Solo vemos organizaciones fascistas como manos limpias personándose en los procesos. A este tío lo puso Aznar con el apoyo de ciertos partidos "alternativos" con la condición de que les perdonaran las deudas. Blesa compró el quebrado banco de Florida por 500 millones de euros sin hacer ningún tipo de auditoria a, a la mafia cubano americana socia de Aznar. Esos millones los tiene que pagar ahora el pueblo con intereses.

Anónimo dijo...

Es una muestra de la farsa del sistema judicial, se puede aplicar cualquier ley a cualquier pobre vecino, pero no se puede ir contra el sistema o régimen, la justicia la pintan ciega, pero sabe a quien debe respetar.

Como se dice en USA: Los jueces tambien necesitan dinero y no sera ni etico ni moral pero es legal.